Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

Salinas, la sorpresa de Viña del Mar

El jugador chileno del Obearagón Huesca es una de las revelaciones de la temporada.

Salinas, 'escoltado' por dos representantes de la firma Gasóleos Guara que patrocina esta temporada al jugador chileno.
Salinas, la sorpresa de Viña del Mar
JAVIER BLASCO

Un espectacular lanzamiento de Rodrigo Salinas en un golpe franco cuando el partido contra el Santander expiraba desarboló a los cántabros que veían cómo se iban de vacío del Palacio de los Deportes. El chileno es una de las sorpresas más agradables de este nuevo Obearagón Huesca. Esa tarde firmó otro gran encuentro. Solo falló un lanzamiento de los doce que realizó. Nacido en Viña del Mar en febrero del 89, es un diamante que Francisco Nolasco pule con especial esmero. En esta temporada, el chileno es la imagen de Gasóleos Guara, empresa que lo patrocina y que ayer lo presentó de forma oficial.

El BM Huesca fichó a Rodrigo Salinas del Badajoz donde colaboró de forma activa para su ascenso a la División de Plata. Francisco Nolasco y Javier Zaragoza lo contrataron por una temporada. Llegaron justo antes de que lo hicieran dos 'tanques' de la Asobal como son Valladolid y León, cuyas secretarías técnicas también lo tenían (y lo tienen) en sus agendas para incorporarlo.

Parco en palabras y comedido en sus declaraciones, este lateral derecho reconvertido a extremo tiene ante sí un gran futuro por delante. Ahora mismo, su cabeza solo está con el Obearagón. Perfectamente adaptado a la categoría y al ritmo de la competición, este amante del rap, hip-hop y rock, se encuentra más que cómodo en el balonmano español. En Chile, este deporte tiene más sello amateur que profesional, y España es una de las potencias de referencia. No es de extrañar que aquí esté en la gloria. "Llegar a Primera Nacional ya era un cambio radical para mi. Ascender a División de Honor y estar en Huesca fue un cambio muy, muy grande porque es un gran nivel", indica el jugador.

El extremo califica de "increíble" formar parte de una plantilla donde "hay dos jugadores por puesto que pueden hacerlo perfectamente bien". Confiesa que estar a las órdenes de un entrenador como Nolasco y compartir vestuario con Bartolomé, Alex, Ibai Cano, Bertos, Carlos, es que puedo decirlo de todos" es algo muy grande y toda una experiencia que debe de aprovechar.

Como jugador, su principal objetivo es llegar lo más lejos posible con el Obearagón Huesca, y ser parte activa de su selección en el Mundial de enero. Rehuye de cantos de sirena cuando se le pregunta por el salto a equipos más grandes, y corta rápido. "Solo pienso en este equipo, en llegar lo más alto posible y lo que tenga que ser en el futuro ya se verá", recalca. Con su juego, Rodrigo Salinas empieza a sentir el cariño de la grada del Palacio. La afición aprecia mucho su calidad y ya ha firmado grandes encuentros. "Jugar en un pabellón con 1.000 aficionados es un salto muy grande para mi, y me gusta jugar para la gente y que la gente me quiera", afirma el jugador que, también se ha adaptado muy bien a la ciudad de la que solo tiene buenas palabras.

La derrota del Barcelona la pasada jornada ha dejado el liderato en manos del Pilotes y el Huesca. El Obearagón, antes del entrenamiento con el equipo gallego en la próxima jornada, está en la antesala de un partido difícil, en la dura pista del Villa de Aranda. Queda todo un mundo para el final de la competición y si bien el extremo opina que "al final vamos a estar allí, (en los puestos altos de la tabla) lo importante es ir partido a partido sin que me importe lo que hagan los demás. Nosotros tenemos que hacerlo bien y mejorar partido a partido".

Etiquetas