Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BARRIOS

La Encarnación pide más atención para sus zona verdes y una poda urgente

La junta vecinal del barrio se reunió ayer con el alcalde para exponerle una larga lista de deficiencias.

Zonas verdes "escasas y poco cuidadas", aceras y pavimentos en deficientes condiciones y un mobiliario urbano que requiere una urgente intervención. Son algunas de las carencias expuestas ayer por la Asociación de Vecinos del Barrio de la Encarnación en una reunión con el alcalde, Luis Felipe, a la que también asistieron varios concejales y que forma parte de los encuentros que el primer edil mantiene con los representantes de asociaciones ciudadanas.

La presidenta del colectivo, Sara Mairal, le entregó un DVD con una galería de imágenes que muestran algunas de las deficiencias que se quieren subsanar. La falta de equipamientos se simboliza en los dos únicos columpios que hay en esta zona de la ciudad, cuyo censo de población se acerca a los 3.500 habitantes.

"Este barrio ha estado durante mucho tiempo bastante dejado, en los últimos años solo he visto cambiar unas farolas con cargo al Plan E", declaró la presidenta de la asociación de vecinos. Mairal lamentó que en la avenida de Martínez de Velasco, una de las principales entradas a la ciudad, el arbolado y los setos ofrezcan una imagen poco grata. Una de las peticiones de la junta es solucionar los claros en la vegetación de arbustos y, sobre todo, una poda a fondo. "Creo que hace 7 u 8 años que no se han podado bien los árboles. Los cedros se secan, se los comen los plataneros, y además son tan frondosos que anidan muchos pájaros, con el consiguiente problema de excrementos, sobre todo cerca del colegio".

En la lista de necesidades está también arreglar las tres fuentes que, "aunque sale agua, están rotas"; cambiar los bancos, "algunos podridos"; instalar más columpios; o reparar las aceras. En algún tramo de Martínez de Velasco hay socavones donde se forman grandes charcos cada vez que llueve, hasta el punto de que algún comerciante ha tenido que colocar una pasarela para acceder a su tienda.

Mención aparte merece el andador acondicionado en la antigua vía del tren, que ofrece un aspecto abandonado a la espera de convertirse en una vía verde.

El alcalde dijo que acudía a la reunión de ayer tarde para escuchar las propuestas de los vecinos. Era la primera vez que mantenía un encuentro con esta asociación desde su toma de posesión, aunque ya ha tenido contactos con otras juntas vecinales de la ciudad.

Etiquetas