Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SUCESOS

Detenido el presunto asesino de la anciana hallada muerta hace tres meses en Sabiñánigo

El hombre, de 38 años y vecino de la localidad serrablesa, fue arrestado ayer en un comedor social de Zaragoza.

La víctima fue hallada muerta en agosto en su piso del número 82 de la calle de Serrablo.
Detenido el presunto asesino de la anciana hallada muerta hace tres meses en Sabiñánigo
JAVIER BLASCO

La Guardia Civil detuvo ayer en Zaragoza a C. M. L., de 38 años de edad, como presunto autor del asesinato de una anciana de Sabiñánigo, Teresa L. A., de 74 años de edad, que fue encontrada sin vida el pasado 3 de agosto en su casa, amordazada con una toalla y debajo de la cama.

La Guardia Civil llevaba varios meses siguiendo la pista de este hombre . En las semanas posteriores a los hechos, tuvieron conocimiento de que podría estar vivienda como un transeúnte y que frecuentaba comedores sociales. Las pesquisas les llevaron hasta Zaragoza, a donde se desplazaron la semana pasada agentes de la Guardia Civil de Jaca para visitar algunos de estos servicios de beneficencia y repartir fotografías del sospechoso por si alguien lo pudiera identificar.

Los frutos llegaron ayer al mediodía, cuando la Policía Local de Zaragoza localizó y detuvo a C. M. L. cuando se disponía precisamente a comer en uno de estos servicios sociales.

La Policía Local informó del arresto a la Guardia Civil, que se hizo cargo del detenido, el cual a su vez fue trasladado al cuartel de Jaca para prestar declaración. Los investigadores han abierto diligencias y disponen ahora de 72 horas de plazo para interrogar al hombre y realizar las pruebas correspondientes antes de que pase a disposición judicial.

Al parecer, C. M. L., es vecino de la localidad de Sabiñánigo y tiene antecedentes por pequeña delincuencia y por drogas.

Dos días sin saber nada de ella

La víctima vivía sola en un piso del número 82 de la céntrica calle de Serrablo, en Sabiñánigo. Fue vista por última vez el día 1 de agosto, domingo, cuando salía de la iglesia en compañía de unas amigas. Desde entonces nadie volvió a saber nada de ella.

Ante la falta de noticias, el martes 3 de agosto por la tarde un hermano se acercó hasta la vivienda y la encontró bajo una cama que no era la suya, amordazada con una toalla y con una de sus blusas alrededor del cuello. La víctima llevaba puesta una bata y no presentaba otros signos aparentes de violencia. En la primera inspección del piso, no se echó en falta ningún objeto de valor.

Las circunstancias de la muerte siguen siendo una incógnita aunque en un principio la Guardia Civil barajó que el móvil del crimen pudiera ser económico. Tampoco se han revelado los datos del informe definitivo de la autopsia, pero los resultados preliminares sí confirmaron que había sido una muerte violenta.

Sí que llegó a trascender que la puerta del domicilio de la víctima no estaba forzada aunque, contrariamente a la que era su costumbre, tampoco estaba cerrada por dentro cuando su hermano accedió a la vivienda preocupado por la falta de noticias.

Diez días después del crimen, el Juzgado número 1 de Jaca practicó una reconstrucción de los hechos en horario nocturno. La juez convocó a los familiares que acudieron aquel día al piso y a la médico a la que llamaron para que examinara a la víctima. También estuvieron presentes el fiscal y la Guardia Civil.

Durante varias horas y coincidiendo con el mismo espacio de tiempo se reprodujeron los pasos de quienes acudieron al piso de Teresa L. A. para determinar cómo entraron, qué habitaciones recorrieron y cómo la encontraron. Se trataba de atar todos los cabos y cotejar los detalles sobre los que había alguna duda. Durante estos meses, los investigadores también han analizado las imágenes captadas aquellos días por las cámaras de seguridad de los establecimientos cercanos al edificio.

Etiquetas