Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

MOVILIDAD

El comercio apoya la reforma del paseo de Ramón y Cajal, pero pide rapidez en la obra

El Ayuntamiento de Huesca iniciará a principios del año que viene los trabajos para suprimir cuatro de los seis carriles. Los afectados reclaman que la renovación del colector se acometa al mismo tiempo.

El único cartel que queda de la N-240 en Huesca está en el paseo de Ramón y Cajal.
El comercio apoya la reforma del paseo de Ramón y Cajal, pero pide rapidez en la obra
JAVIER BLASCO

El anuncio de la reforma urbanística del Paseo de Ramón y Cajal, antigua travesía de la N-240 en Huesca, ha despertado muchas expectativas entre los vecinos y comerciantes de la que es la avenida más ancha de la ciudad. Pero también ha provocado gran inquietud por la incidencia que puedan tener las obras en la actividad cotidiana de la zona y por el tiempo establecido para el desarrollo de estos trabajos, que afectarán al tramo comprendido entre la plaza de Santo Domingo y el puente del Isuela y que está previsto que comiencen a principios del año que viene.

El proyecto de mejora, que todavía no está ultimado, contempla la supresión de los dos carriles laterales, el ensanchamiento de las aceras y la renovación del colector que atraviesa el paseo. Esta es la intervención que más preocupa a los comerciantes porque supondrá levantar gran parte de la calzada. La Asociación de Empresarios de Comercio manifestó ayer su intranquilidad por las afecciones que estas obras puedan tener sobre las empresas, que sufren un delicado momento económico. Los afectados consideran que las dos obras deben solaparse para evitar que la avenida esté en obras demasiado tiempo.

La preocupación obedece al tiempo que ha durado la renovación del colector en la calle de Luis Mur Ventura, adyacente al paseo y que ha permanecido en obras durante casi seis meses. La conducción, que discurre paralela a la acequia de Almériz, cruza el paseo de Ramón y Cajal en diagonal para llegar hasta el monumento al Danzante. Esta obra, que se financiará con los fondos del programa europeo Feder, es urgente para solucionar los problemas de filtraciones en los garajes de la calle de José Mª Lacasa.

Coincidiendo con la renovación del colector, el Ayuntamiento de Huesca ha dado a conocer la reforma del paseo, una obra que se financiará con una partida de 1,2 millones de euros del programa europeo Urban y con subvenciones que ha prometido el Gobierno de Aragón a través del vicepresidente, José Ángel Biel.

Supresión de aparcamientos

La actuación en superficie supone la construcción de dos rotondas, la desaparición de los carriles laterales, la ampliación de las aceras y la supresión de dos de los cuatro carriles centrales con el objetivo de ganar espacio para el peatón. Los responsables municipales se reunirán con los comerciantes para concretar diversos aspectos del proyecto como las zonas de carga y descarga o los aparcamiento que se eliminarán.

José Ángel Sesa, de Jerseys Puig, señaló que en este paseo hay tres supermercados, dos cadenas de electrodomésticos, dos mayoristas de pinturas, comercio de distintos sectores así como negocios de hostelería y dos residencias de ancianos. "Sabemos que mejoraremos con la reforma, que es necesaria, pero nuestras dudas están en el tiempo que durarán las obras y en cómo nos afectarán", apuntó. "Queremos que se establezca un calendario", añadió. En parecidos términos se expresó Isabel Luna, de Comercial Luna, que también demandó rapidez en la ejecución de los trabajos.

Por otra parte, los grupos municipales de Chunta Aragonesista e Izquierda Unida y la Federación de Barrios Osca XXI han criticado que la partida del Urban destinada al desarrollo del tejido económico y fomento de empleo se dedique a una reforma urbanística. "El equipo PSOE-PAR gobierna con improvisación, continúa la política de grandes proyectos e ignora la participación ciudadana", manifestó ayer Pilar Novales (IU).

Etiquetas