Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca entra en descenso

La victoria de la Ponferradina sitúa al equipo en el puesto decimonoveno, un punto por encima del penúltimo

Los futbolistas atienden cabizbajos la charla del técnico, Onésimo Sánchez, antes de comenzar el entrenamiento de ayer.
El Huesca entra en descenso
RAFAEL GOBANTES

No termina de arrancar el Huesca y en buena medida por la falta de gol, especialmente preocupante a estas alturas de campeonato, con casi un tercio de Liga recorrido. Seis dianas en doce encuentros explican que un equipo que trata la pelota con bastante criterio se haya quedado anclado en once puntos y que, tras la victoria de ayer de la Ponferradina, ocupe plaza de descenso.La reacción experimentada desde la victoria en Jerez se ha quedado incompleta al no haberse refrendado en casa, donde el Huesca sigue sin ganar después de media docena de partidos en los que ha cosechado cuatro empates y dos derrotas, a pesar de haber sido casi siempre superior al rival en lo que a dominio se refiere.

Pero ese mayor control que los de Onésimo han ejercido en El Alcoraz no ha tenido traducción concluyente en la portería contraria. Y de esa forma la suma es lenta y deja al equipo muy expuesto a lo que logre como visitante.

Después de la visita del próximo sábado al campo del Nástic vendrán otros dos encuentros en casa, de forma consecutiva, frente a Elche y Alcorcón. Lo que en épocas pasadas se podría recoger con alborozo amparados en la fiablidad del Huesca en feudo propio, ahora mismo genera incertidumbre en vista de las dificultades para encontrar el camino del triunfo ante la parroquia.

El conjunto oscense se desmelenó en Jerez con tres golazos, pero ese mismo número de tantos es el que ha logrado reunir en los once partidos restantes. El déficit es notorio y se traslada a la clasificación, donde aparece como la escuadra más inoperante en ataque, después de que ayer le superase el Recreativo de Huelva. Los onubenses llevaban solo cinco goles y ayer hicieron tres de tacada.

No todo son noticias negativas, no obstante, ya que el número de dianas en contra, trece, es bastante discreto. Doce equipos tienen peores registros. Tampoco suena mal haber encajado solo tres goles en los partidos celebrados en casa, donde oponentes de la talla de Las Palmas, Cartagena, Celta y Numancia, todos ellos candidatos a la zona noble, no han perforado la meta azulgrana. Pero en el cómputo global la balanza no compensa, ya que si ahora finalizase el campeonato el equipo no habría cumplido con su objetivo, que no es otro que la permanencia.

A Onésimo hay que reconocerle sus intentos por variar la dinámica. Consiguió un punto de inflexión con el armazón de un trivote en el centro del campo. Fue la victoria de Chapín. Y viendo que la fórmula no evolucionaba con la misma utilidad cuando se empleaba en casa, el pasado sábado la modificó para recibir al Tenerife con dos delanteros natos como Roberto y Galán. Pero ni con esas llegó el acierto. Ambos arietes estuvieron lejos de los metros decisivos, que sí pisaron enganches como Gilvan y Camacho.

Sin Echaide en la sesión

El Huesca volvió a entrenar ayer con la baja de Echaide por un golpe y hoy descansa antes de empezar a preparar la visita a Tarragona, donde no jugará Corona por sanción. El equipo puede aferrarse a un dato que invita al optimismo: suele generar más ocasiones que el contrario. No muchas, pero sí más. Y si entendemos que el fútbol está sujeto a rachas y que la presente llegará un día en que se termine, por ahí puede cimentarse la recuperación, por la perseverancia en un estilo que necesariamente ha de procurar más réditos. Si la pelotita entra?

Etiquetas