Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

RIBAGORZA

La escuela infantil de Benabarre estará lista en 5 meses

DGA, DPH y consistorio financiarán el centro, con capacidad para 28 niños.

El departamento de Educación del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Benabarre firmaron ayer un convenio para la inminente construcción de la nueva escuela infantil de la localidad ribagorzana.

Una obra que fue calificada como "muy importante" para el futuro del municipio por el alcalde, Alfredo Sancho, y que contempla la construcción de un edificio de una planta en una nueva calle que se va a abrir en las inmediaciones del convento de San Pedro Mártir, entre la avenida de San Medardo y la calle de Ribagorza.

La escuela tendrá una superficie de 230 metros cuadrados en la que se habilitarán dos aulas para escolares de 1 a 2 y de 2 a 3 años con grandes ventanales orientados al sur, una sala polivalente que podrá ser utilizada como comedor, un espacio para la preparación de alimentos, los aseos para los niños y para el personal docente y una sala de profesores. Las dos aulas tendrán una cubierta de madera, mientras que el resto del edificio dispondrá de cubiertas vegetales en consonancia con los amplios espacios verdes que rodearán este complejo escolar con capacidad para 28 niños.

El presupuesto final de los trabajos ronda los 230.000 euros financiados por la DGA (100.000), la DPH (80.000) y el propio consistorio. Se espera que las obras, que van a comenzar en breve, puedan estar acabadas en un plazo de entre cuatro y cinco meses.

Los arquitectos del proyecto, Esther Martí y José María Torrecilla, contemplan también la posibilidad de ampliar en un futuro la escuela con otra nueva aula que se engarzaría en el conjunto.

"El actual espacio ya no da de sí"

En los últimos siete años, el ayuntamiento ha habilitado un espacio en el colegio del pueblo para atender la demanda de educación infantil pero las plazas disponibles (17) no pueden cubrir las peticiones existentes. "Afortunadamente hemos tenido la necesidad de habilitar este nuevo espacio porque el espacio con que contamos en el colegio no da más de sí", recordó ayer Sancho, aludiendo al incremento de niños que han nacido en el municipio en los últimos años tras el fuerte proceso de abandono poblacional en las últimas décadas.

Como reconoció Alfredo Sancho, el consistorio tenía en este centro escolar una de sus máximas prioridades ya que es "una apuesta por la conciliación laboral en una zona en la que la demografía supone un problema muy preocupante y todo lo que sea incrementar servicios nos asegura la pervivencia de estos pueblos".

Etiquetas