Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

Huesca crea una unidad de violencia de género dentro de la Policía Local

El año pasado ya hicieron seguimiento de 109 mujeres que disponían de órdenes de alejamiento.

El Ayuntamiento de Huesca ha creado una unidad especial de ayuda y prevención a las familias en el seno de la Policía Local que, entre otras funciones, se encargará de atender los casos de violencia de género y hacer un seguimiento de las víctimas que tienen asignada una orden de protección. El ex alcalde Fernando Elboj anunció hace más de tres años la inminente puesta en marcha de este grupo especializado, pero el proceso se ha tenido que demorar hasta que se ampliara la plantilla para dotarla de personal.

La concejala de Seguridad Ciudadana, Amalia Aso, explica que al frente de esta unidad estarán dos mujeres del cuerpo de la Policía Local de Huesca que han resultado adjudicatarias de las plazas creadas a tal efecto tras un proceso de selección, aunque colaborará el resto de la plantilla. Estas agentes trabajarán en el cuartel pero también en la oficina de servicios sociales abierta recientemente en el Centro Cívico.

La Policía Local no tienen competencias específicas para tramitar las denuncias de malos tratos, que corresponden en exclusiva a la Policía Nacional y a la Guardia Civil, pero sí que participa desde hace años en la atención a las víctimas. De hecho, solo el año pasado se encargaron del seguimiento de 109 mujeres que disponían de órdenes de protección dictadas por los juzgados de la capital.

El resto de víctimas que cuentan con esta medida son atendidas en la ciudad de Huesca por la Unidad de Prevención, Asistencia y Protección contra los malos tratos (UPAP) y del Servicio de Atención a la Mujer (SAM), dos servicios de la Policía Nacional.

Estas dos agentes de la Policía Local también ofrecerán consejos e información a las víctimas sobre los distintos recursos policiales, sociales y administrativos a los que pueden acudir. "La cercanía hace que muchas mujeres acudan antes al cuartel que a la comisaría y hay que saber actuar en estos casos", señala Amalia Aso.

También menores y mayores

Las competencias de esta unidad se extenderán también a los asuntos de menores y de la tercera edad. En el primer caso se hará cargo del control del absentismo escolar, que en 2009 dio lugar a la apertura de 52 actas: 25 en el IES Lucas Mallada, 16 en el IES Sierra de Guara, 4 en el IES Ramón y Cajal y 7 entre los colegios Santa Ana, Pío XII y San Vicente.

Etiquetas