Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LOBE HUESCA

Ocho días para decidir sobre Smith

El técnico del Peñas sigue fiel a su estilo y pide un mayor "deseo" defensivo, tras estar conforme con el trabajo en el ataque.

Herrero, subiendo la bola contra el Cáceres, y Quentin Smith a su derecha.
Ocho días para decidir sobre Smith
RAFAEL GOBANTES

Quentin Smith gastará su última bala en el próximo partido. Directiva y cuerpo técnico del Peñas han puesto la fecha del 3 de noviembre para decidir si el pivot americano sigue o no a las órdenes de Ángel Navarro. El jugador tiene un periodo de prueba estipulado en su contrato y la cláusula vencerá tras el partido del próximo viernes contra el Grupo Iruña Navarra, otro recién ascendido de categoría y que ha comenzado mucho mejor de lo previsto en la LEB Oro con un balance particular de tres victorias y dos derrotas.

La ausencia de victorias en el casillero del Lobe Huesca no varía un ápice el discurso de Navarro. El equipo, cómo juega el bloque, es el denominador común de su pizarra, su máxima preocupación. "En todos los partidos hemos tenido oportunidades, y siempre tenemos opciones de ganar por nuestra forma de jugar. Incluso contra Obradoiro, excepto en la segunda parte, tuvimos nuestras opciones", insiste. Entonces, ¿qué le ocurre al Lobe? ¿Por qué no gana los partidos? Navarro no particulariza en jugadores -"son los que tengo y voy a estar siempre con ellos"-, y traslada el problema a la génesis de la formación del equipo por no haber encontrado en el momento adecuado a un pivot y un alero. Y luego matiza que al equipo le falta "el deseo" defensivo necesario para afrontar una competición como la LEB Oro cuajada de equipos de una enorme calidad. Ese 'deseo' lo matiza así: "La defensa implica una mayor coordinación de los movimientos, de medir la distancia al que tiene la bola y al que no la lleva, mejorar las ayudas...". La defensa es una cuestión de hábitos, y algunos tienen que cambiarlos para aportar en beneficio del grupo, de un bloque que está embarcado en un mismo objetivo. Donde no tiene queja alguna Ángel Navarro es en el ataque del Lobe Huesca. Sí, se pueden mejorar los porcentajes, pero esta faceta del juego no le preocupa porque "el equipo corre bien y anota con cierta facilidad".

Así las cosas, el Peñas adolece de equilibrio en su juego. Y esto es lo que debe de lograr y lo que marca la diferencia con el resto de escuadras. "Un equipo grande es el que es capaz de atacar y defender bien y con la misma intensidad", subraya Navarro que desde que está como dueño de la pizarra siempre ha defendido que el equipo tiene que consolidar su propia personalidad de juego en el que todos deben ser piezas importantes. Y es que si bien el equipo ha mejorado la media respecto al que consiguió el ascenso a la LEB Oro, necesita de un "rendimiento brillante" para dar ese pasito que le falta para obtener victorias. Por si no fuera suficiente remacha con otra frase: "Tenemos que acertar por obligación siempre". Ciertamente, el calendario no ha sido el más propicio para un equipo novato. Burgos, Melilla, Obradoiro, Cáceres y Girona son equipos armados con muy buenos jugadores, pero el calendario es el que es. Además, Navarro deja claro que le cuesta decir que "hay un grupo seleccionado ya y que vienen otros que son peores. Aquí todos los equipos son buenos", insiste.

Etiquetas