Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SIERRA DE GUARA

Hallado el cadáver del joven desaparecido tras precipitarse al vacío en el Salto de Roldán

La localización en una arista de las zapatillas de Roberto Gayán Elfau, de 30 años, fue la pista para encontrar su cuerpo. Fue necesario el helicóptero para evacuar al fallecido del pie de la peña San Miguel.

Tras la evacuación del cadáver, el dispositivo abandonó la zona.
Hallado el cadáver del joven desaparecido tras precipitarse al vacío en el Salto de Roldán
F. PAÚLES

El cadáver del joven oscense Roberto Gayán Elfau, de 30 años, desaparecido el pasado jueves día 14, fue hallado ayer por la tarde al pie del Salto de Roldán. La localización de sus zapatillas y los calcetines en una arista de muy difícil acceso de la conocida peña de San Miguel -una de las dos de la formación del 'salto'-, situada a escasos 15 kilómetros de Huesca en el término municipal de Nueno, fue la pista definitiva para encontrar el cuerpo sin vida casi en la base de la pared vertical. Por causas que todavía se desconocen, el joven se precipitó al vacío y el cuerpo cayó en una terraza de la propia peña a escasos metros de la base, antes de llegar al cauce del río Flumen.

Un grupo de agentes de los equipos de Montaña de la Guardia Civil y de montañeros de Peña Guara, asociación a la que estaba vinculado el hermano del fallecido, avistó desde un ángulo al que todavía no habían accedido en los cinco días de búsqueda, sus zapatillas y calcetines a las 17.10 de la tarde. Así lo explicaron horas después tanto el responsable de Protección Civil de la Hoya de Huesca, Joaquín Albiol, como Antonio Gros, miembro de la organización montañera, que integraban el dispositivo de unas 40 personas que buscaban al joven.

Enseguida se dio la voz de alarma y un equipo de la Guardia Civil, que coordinaba las tareas de búsqueda, montó una cuerda de seguridad para acceder al saliente donde se encontraba su calzado, en una zona muy expuesta y con peligro de caída. De hecho, según explicaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca, en esa parte era peligroso asomarse.

Por ello, decidieron buscar al pie de la peña, en una parte abrupta y con mucha maleza, donde a simple vista no se veía el cuerpo del fallecido, puesto que ya habían rastreado en la zona con anterioridad. Es la cara sureste de la formación de la peña de San Miguel, la más conocida del Salto de Roldán, a cuya cima se puede acceder por una vía ferrata y constituye un lugar de paseo y excursión muy habitual para los oscenses.

Zona de difícil acceso

De inmediato, se pidió la colaboración del helicóptero de la Guardia Civil, que ayer ya no participaba en la búsqueda, para llegar a la base de la peña, donde finalmente se localizó el cuerpo. La evacuación fue muy rápida puesto que al tratarse de una zona de muy difícil acceso el juez delegó en los agentes de la Guardia Civil y autorizó el levantamiento inmediato del cadáver.

El helicóptero de la UHEl-41 con base en Huesca bajó hasta el pie de la peña para evacuar el cuerpo que se trasladó hasta el helipuerto de la capital oscense a las 18.05, según confirmaron fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil. En las tareas de rescate, participaron agentes del Greim de Huesca, Panticosa, Jaca y Boltaña.

Antes de las 18.30 ya se había trasladado hasta el depósito de cadáveres del Hospital Sagrado Corazón de Jesús donde, por orden judicial, como es habitual en estas circunstancias, se le practicará la autopsia para determinar las causas de su fallecimiento. La Guardia Civil no apunta ninguna hipótesis de lo que pudo suceder, a la espera de los resultados del forense.

Cinco días de búsqueda

La familia del joven oscense denunció su desaparición a la Guardia Civil el pasado domingo, aunque el último contacto que tuvieron con él fue el jueves 14 de octubre, por lo que se desconoce con exactitud qué día se perdió. Al no localizarlo, su hermano fue a buscarlo el domingo al Salto de Roldán, un lugar que frecuentaba el fallecido.

Fue allí donde encontró su vehículo, un Seat Todelo granate en la zona de aparcamiento situada junto a la peña de San Miguel, donde ayer se encontró el cuerpo. Sin embargo, tras buscar por las inmediaciones, no localizó a su hermano. Por ello, denunció su desaparición y esa misma tarde efectivos de la Guardia Civil iniciaron la búsqueda. Desde el principio, la familia esperaba encontrarlo con vida, según informó Antonio Gros de Peña Guara.

Un dispositivo de unas cuarenta personas entre Guardia Civil de Montaña, el helicóptero del cuerpo, agentes de seguridad ciudadana, efectivos de Protección Civil de la Comarca de la Hoya y del parque de bomberos de Huesca, agentes del Seprona, equipos con perros entrenados en la búsqueda de desaparecidos tanto de la Guardia Civil como del Gobierno de Aragón, voluntarios de Peña Guara, así como su hermano Alfonso y otros familiares han participado en la búsqueda durante cinco días.

Etiquetas