Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

NUEVA LEGISLACIÓN

"No es que yo prefiera tener la custodia compartida, es que ahora lo dice la ley"

Una madre lamenta que no se haya tenido en cuenta la nueva ley ni la mejora de su situación laboral para revisar la custodia de su hijo, otorgada a su ex marido.

Carmen ojea la sentencia que le denegó la custodia de su hijo.
"No es que yo prefiera tener la custodia compartida, es que ahora lo dice la ley"
R. G.

Carmen, madre de un niño de 7 años, forma parte del reducido grupo de mujeres a las que la Justicia han denegado la custodia de sus hijos tras un divorcio. De todos los casos que llegan a los tribunales, el 85% se resuelven a favor de las madres, un 5% a favor de los padres y el 10% de ambos.

En su caso, la nueva ley de custodia compartida de Aragón que entró en vigor el pasado 9 de septiembre (la primera de toda España que da prioridad al cuidado de los hijos por ambos cónyuges), le ha abierto nuevas esperanzas pero de momento una juez de Huesca la ha desestimado, algo que no entiende "porque si ahora la ley le da preferencia, no comprendo por qué lo rechaza". "Además, ahora ya no es que sea algo que opine yo sino que está en la ley", destaca.

Carmen asegura estar "perpleja" porque después de tener que esperar dos años y medio para tramitar el divorcio, la sentencia sobre la guarda y custodia de su hijo fue dictada justo el día después de que entrara en vigor la nueva ley por lo que, en su opinión, la juez debería haber basado su resolución en la nueva norma y no en el Código Civil.

En febrero de 2008, el juzgado otorgó la guardia y custodia provisional del niño a su marido por considerar que él se había ocupado más de su cuidado "no por inhibición de la madre, sino por un reparto de tareas en la dinámica familiar". A este respecto, Carmen recuerda que en esa época le habían detectado una enfermedad que le obligó a coger una horario de tarde en el centro educativo donde trabajaba como interina para así poder asistir por las mañanas al tratamiento médico.

La pidió "inadecuadamente"

Este año se celebró por fin el juicio para dictaminar las medidas definitivas de la guarda y custodia y en la sentencia, la juez desestimó la custodia compartida afirmando que la petición que hizo Carmen, y a la que se opuso su marido, se hizo de forma "inadecuada" ya que solo la solicitó de forma subsidiaria. Pero también "porque no se dan las circunstancias y situación que permitan su establecimiento", indica el fallo.

En este sentido, recalca que, en base a la ley vigente en el momento de la interposición de la demanda y de la celebración del juicio, la custodia compartida no se debe otorgar para contentar a los progenitores, "sino para beneficiar en mayor medida al hijo" y que en este caso supondría "una fuente de conflicto por las tensas relaciones existentes actualmente entre los progenitores". También recuerda que el fiscal se opuso a la petición de la madre.

La juez, además, afirma que no se han producido "cambios sustanciales" como para modificar la guarda y custodia. Una afirmación que critica Carmen porque en estos dos años ella ha logrado sacarse la plaza fija de profesora mientras que la empresa de su marido ha anunciado su cierre. "Mi situación laboral es mucho mejor porque yo entro todos los días a las 9.15 a trabajar y el día que más tarde salgo son las 14.30 y además mis vacaciones coinciden con las de mi hijo", subraya.

Un informe pericial lo aconsejó

Carmen tampoco entiende por qué la juez no ha tenido en cuenta el informe que elaboró una perito psicóloga a finales de 2008 en el que recomendaba la custodia compartida "como mejor opción para un adecuado desarrollo psicoemocional del menor". "Dijeron que había pasado mucho tiempo pero, para mi asombro, ni la juez ni el fiscal pidieron un nuevo informe actualizado", asegura.

La juez sí ha modificado el régimen de visitas "y ahora al menos es como el de cualquier padre, porque durante dos años ha habido semanas que solo he visto a mi hijo dos horas", asegura Carmen quien va a recurrir la sentencia y también está valorando acogerse a la posibilidad que da la nueva ley para pedir la revisión de la custodia en el plazo de un año.

Etiquetas