Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

AGRICULTURA

Finaliza la campaña de riego con más agua en los embalses de la provincia que el año pasado

La reserva acumulada permite encarar el próximo verano con cierta seguridadLas comunidades de regantes lamentan que por falta de regulacion se hayan vertido a los ríos 1.250 hectómetros cúbicos.

La Sotonera está al 76%, el doble que el año pasado.
Finaliza la campaña de riego con más agua en los embalses de la provincia que el año pasado
RAFAEL GOBANTES

HUESCA. Esta semana concluye la campaña de riego para los agricultores de la provincia, una campaña sin restricciones y con abundancia de agua, hasta el punto de que se ha podido ahorrar pensando ya en el año que viene. Riegos del Alto Aragón dejó de servir agua ayer a las 125.000 hectáreas que dependen de esta comunidad y el Canal de Aragón y Cataluña, con 105.000, lo hizo el pasado miércoles. Ambos sistemas cierran este periodo con importantes reservas en sus embalses para encarar el 2011 y lamentando los sobrantes que no han podido almacenar por falta de regulación, unos 1.250 hectómetros cúbicos.

La presa de Barasona, en el río Ésera, se encuentra al 66% de su capacidad, tres veces más que hace un año. Los otros embalses que suministran al Canal de Aragón y Cataluña, en el río Noguera-Ribagorzana, también están en mejores condiciones que hace 12 meses, sobre todo el más grande, Canelles (679 hm.3), que en octubre de 2009 solo llegaba a un cuarto de su capacidad (27%) y ahora supera la mitad (56%).

La situación también es óptima en las presas del sistema Gállego-Cinca. Aunque Mediano solo alcanza el 33 por ciento, El Grado llega al 93% y la Sotonera, al 76%, el doble que hace un año. Entre los tres suman más de 650 hectómetros cúbicos.

Además, en la última semana han seguido recibiendo aportaciones gracias a las lluvias. En Barasona entraron 13 hm.3 en cuatro días, del 10 al 14 de octubre; en Mediano, 20 en el mismo periodo; y en El Grado y la Sotonera, 4. Las precipitaciones han sido abundantes, sobre todo en las cabeceras. Este mes han caído 93 litros por metro cuadrado en Hecho (río Aragón), 129 en Zuriza (Veral) o 68 en Escalona (Cinca).

Para José Luis Pérez, presidente del Canal de Aragón y Cataluña, "ha sido la mejor campaña que yo recuerde". Este sindicato, por primera vez desde hace más de diez años, ha servido a lo largo del verano toda el agua solicitada por los agricultores, sin restricciones, y "lo que es más importante, hemos logrado hacer ahorros".

Reservas abundantes

Los tres embalses del Noguera-Ribagorzana suman casi 200 hm.3 más que el año pasado. Canelles, Escales y Santa Ana pueden almacenar 1.100, frente a los 85 del embalse del Ésera. "Hemos concentrado el gasto en Barasona y el agua del Noguera la hemos reservado porque en este río sí que la podemos almacenar", explica José Luis Pérez.

Los regantes catalanes y aragoneses de este sistema afrontan la próxima campaña "con garantía, con mucha seguridad". "Muy grave tendría que ser la sequía para que no pudiéramos regar en 2011, sobre todo por las reservas que hemos almacenado en el Noguera para esperar con cierto sosiego años malos", a la espera de que en cuatro o cinco años pueda estar listo San Salvador.

Riegos del Alto Aragón cerró su campaña ayer, aunque este fin de semana los canales seguirán dando servicio para los abastecimientos a núcleos de población (114, con 66.584 habitantes), explotaciones ganaderas (765) y polígonos industriales (10). Las compuertas solo volverán a abrirse cada 28 días para que estos usuarios llenen los depósitos. El resto del tiempo se aprovechará que las acequias están vacías para realizar el mantenimiento.

"Normalidad y mucha agua" es el resumen que hace Francisco Orús, vicepresidente de la Comunidad General de Riegos del Alto Aragón y responsable de la Comisión del Uso de las Aguas, satisfecho porque los embalses estén en este final de campaña más llenos que en la de 2009, lo que permitirá una mejor planificación de los cultivos. Pese a la alegría, se muestra cauto. "A ver cuánto llueve y cuánta nieve cae en invierno para asegurar el riego el verano que viene".

Lo que sí lamenta Orús es que acaba la campaña 2009-2010 sin importantes avances en los proyectos de los embalses de Biscarrués y Almudévar. "Hemos vertido casi 900 hectómetros cúbicos de agua que han bajado del río al mar por no tener obras de regulación, son 900 hectómetros que si los tuviéramos guardados nos asegurarían la campaña de 2011". En el Ésera el vertido se cifra en 350 hm.3, "con eso podríamos llenar dos embalses de San Salvador", aclara José Luis Pérez. Este volumen no se alcanzaba desde hacía años, y es que las lluvias y las nieves del último invierno fueron abundantes y el deshielo se produjo de forma muy escalonada.

Etiquetas