Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

Examen en las alturas

El Obearagón quiere mantenerse en el liderato y recibe al Teucro, otro de los candidatos al ascenso a la Asobal (20.15)

Álex Álvarez, durante el partido con el Almoradí.
Examen en las alturas
RAFAEL GOBANTES

La altura que el Obearagón Huesca pueda alcanzar esta temporada la marcan partidos como el de hoy. Los oscenses, colíderes de la División de Honor Plata junto al Barcelona B y el Pilotes Posada, reciben al cuarto clasificado, el Teucro (20.15). Es en este tipo de citas donde el equipo ha de medir la fiabilidad de sus ambiciones para dejar por el camino a otro de los candidatos al ascenso. Si la primera plaza es circunstancial, o una señal de que el proyecto va muy en serio, lo dirá el paso de las jornadas. Ya se ha vencido a Anaitasuna, Pozoblanco y Cangas, y los hombres de Francisco Nolasco no quieren treguas.Los altoaragoneses pretenden mantenerse en la cima hasta el final, espantando enemigos con la misma eficacia con la que se quiere hacer frente a la presión del éxito. El calendario, muy exigente en este comienzo, no ha supuesto traba para un bloque afianzado y que ha asumido naturalmente los nuevos preceptos del entrenador. Además, se cuenta con la ventaja de disponerse de toda la plantilla, victoriosa en las cuatro batallas preliminares y con sed de seguir hechizando a sus adeptos en el Palacio de los Deportes, donde por cierto seguirán instaladas las mesas para las altas de socios.

Nolasco, siempre con un verbo preciso, desgranaba ayer las claves de este Obearagón-Teucro atendiendo a la importancia del rival, a quien tiene por "uno de los mejores de la liga. Por tanto, este encuentro está señalado como uno de los más importantes de todo el curso para nosotros". El técnico ha mentalizado a los suyos con la filosofía de "no fallar", si bien parece claro que va a resultar un asalto exigente, "que requiere que estemos concentrados y desarrollemos nuestras armas".

El conjunto gallego, un clásico del balonmano nacional que busca el retorno a la elite, se quedó sin ascenso el pasado año y ahora se quiere resarcir con un bloque, si cabe, más potente. "Es un rival complicado, con tradición y experiencia. Además, apenas han fallado -perdieron en la jornada inaugural ante el Villa de Aranda y han ganado lo demás- y con los fichajes han reforzado el bloque", comentaba Nolasco. El Obearagón es consciente de que "la victoria va a ser muy complicada".

Ante la cuestión de que se trate del primer gran reto de este nuevo Obearagón, el preparador matiza que "los choques anteriores fueron muy complicado también, y los sacamos adelante. Anaita, Pozoblanco y Cangas están en nuestra liga. Vamos a intentar estar ahí todo el año, hemos empezado bien y generado ilusión. Por eso, quizá sea el más determinante hasta la fecha, porque es el que viene", añadía. Las armas de los oscenses van a ser similares a las de fechas pasadas, pues Nolasco es un convencido de que "la forma de trabajar da sus resultados, la concentración y la entrega". Y añade: "Lo difícil es mantenerse, ese es el gran reto".

El Teucro pontevedrés es, en boca del míster, "más equipo que el año pasado". Y basa esta afirmación en su plantilla, que ha aumentado quilates con altas como la de Mikel Unanue, central con experiencia en Asobal que había pasado por Arrate o Anaitasuna pese a su relativa juventud, 27 años. La experiencia la aportan otros como Rafa Dasilva, que brilla en el apartado anotador, o el pivote Daniel Benaches. Para contrarrestarles, Nolasco hace un llamamiento a "los detalles. Atrás hay que estar concentrados, con salidas rápidas a la contra y sin perder balones". Fundamental será el apoyo de la grada, sin la que "es muy complicado estar al cien por cien. Estamos atrayendo gente por la forma de jugar". Hermoso del Amo y Miranda Bedate serán los árbitros.

M. B.

Etiquetas