Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONCESTO

Sin Johnson y contra el líder

El Lobe Huesca juega esta noche (21.00) contra el Obradoiro, que aspira a volver a la ACB.

Johnson, con la bola, entorpecido por Freimanis durante un entrenamiento.
Sin Johnson y contra el líder
RAFAEL GOBANTES

El calendario no lo eligen los entrenadores y si así fuera a buen seguro que Ángel Navarro desearía haber empezado la LEB Oro contra otros rivales. Ford Burgos y Girona fueron reflejo de que esta liga es muy distinta a la LEB Plata. Las dudas se pagan caras. Se perdió, pero el quinteto de Navarro fue competitivo. Nunca perdió su identidad ni su particular juego. El Lobe capitanea la tabla de anotadores, pero también la de canastas recibidas.

Esta noche, el Obradoiro de Santiago de Compostela es otro de esos equipos a los que esperas encontrarte con la campaña avanzada. Los gallegos acaban de bajar de la ACB, y quieren subir en esta misma temporada. Si no se asciende a la primera, entran dudas y se corre el riesgo de atascarse.

El Lobe llega al partido con la sensible baja de Johnson. El americano tiene una contractura en la espalda y el consejo es que no fuerce. Sobre todo, porque se trata de 12 horas de viaje y la próxima semana esperan otros dos partidos; el Melilla, el miércoles en el Palacio y el domingo contra el Grupo Iruña Navarra, en Pamplona. Además, Steave Johnson 'herido' no le sirve al tándem Navarro/Seoane en su apuesta por la movilidad, las rápidas transiciones y la constante sorpresa al rival sobre el parquet.

El equipo se sigue ensamblando con el recién aterrizaje de Quentin Smith que hoy tiene una prueba de fuego ante el exigente juego interior del Obradoiro. Una oportunidad inmejorable para demostrar su valía y su potencial. "Va a ser un partido duro para él, porque los jugadores altos del Obradoiro son muy buenos. Vamos a ver cuál es su capacidad de pararlos", dijo Navarro ayer desde el autobús que trasladó a la expedición altoaragonesa a tierras gallegas.

Los grandes como Freimanis ocupando varios asientos, el capitán Chus Aranda intentando ir lo más cómodo posible para proteger su dolorida espalda, y todos pasando el rato viendo vídeos, escuchando música y leyendo algún libro. Y es que hay que quitar la máxima tensión posible al partido de esta noche (21.00, arbitrado por Alberto Sánchez Ardid y Martín Caballero Madrid).

El Obradoiro espera con una de las escuadras de mayor presupuesto de la categoría y un juego interior muy rocoso. "Lo lógico es que el primer año intenten subir, y tienen un buen equipo. Destacan Anthony Hopkin -15 temporadas en ACB y una en Oro-, Oriol Junyent, Javier Bulfoni. Sus dos primeros partidos los han ganado, aunque con poca brillantez. Al Melilla le ganaron de 2, aunque no sé de quién fue el mérito y contra el Girona rompieron en la segunda parte un partido que estaba muy igualado", indica Navarro.

El técnico del Lobe Huesca espera que pronto su equipo vaya cogiendo consistencia. Y es que además de mantener el bloque del ascenso, el conjunto altoaragonés ha incorporado a jugadores con gran proyección y veteranos que necesitan acoplarse al sistema. La falta de Johnson obligará a Navarro a mover las piezas del tablero. Así, Jeff Bonds, alero-escolta, podría desempeñar también el puesto de alero-pivot, y repartir minutos entre todos los jugadores.

Como en otros partidos, la clave será encontrar cómodos lanzamientos y tener aciertos, y consistencia en defensa. Cerrar el rebote bajo el aro propio y evitar los lanzamientos de tres -al Peñas le están clavando demasiados triples- es el capítulo en el que debe de avanzar el Lobe Huesca. "Defender requiere esfuerzo, comunicación, coordinación entre los jugadores... y nos está costando. Hemos conseguido hacer buenos ataques, aunque haya que mejorar aún la calidad individual de los jugadores", subraya Navarro.

Etiquetas