Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

TRÁFICO

El Ayuntamiento limita a 20 km/h la calle Fraga y coloca bandas tras los dos últimos atropellos

La Asociación de Vecinos de Mª Auxiliadora había exigido tomar medidas urgentes para proteger a los peatones.

Las nuevas señales de limitación a 20 por hora y las bandas de frenado fueron colocadas ayer.
El Ayuntamiento limita a 20 km/h la calle Fraga y coloca bandas tras los dos últimos atropellos
JAVIER BLASCO

Los dos atropellos ocurridos en apenas 15 días en pasos de peatones de la calle Fraga, donde resultaron heridas dos mujeres de avanzada edad y dos niñas de 14 y 12 años, ha puesto en alerta al Ayuntamiento de Huesca sobre la peligrosidad de esta vía, que se ha multiplicado tras la apertura al tráfico del nuevo puente sobre el Isuela para descongestionar la entrada y salida de los polígonos.

Desde entonces, miles de trabajadores y empresarios han visto mejorar notablemente la fluidez del tráfico, que colapsaba la rotonda de Salesianos, pero a cambio la calle Fraga, sobre todo en el tramo entre las rotondas de Doctor Artero y Pirineos, ha absorbido 14.000 nuevos vehículos al día.

Estos últimos accidentes llevaron a varios habitantes del barrio a trasladar su preocupación a la asociación de vecinos, que a principios de semana envió una solicitud al Ayuntamiento para que tomara medidas urgentes para proteger a los peatones en este tramo de apenas 100 metros donde hay hasta tres pasos de cebra.

Apenas 72 horas después de que formularan la petición, el consistorio oscense procedió ayer a la colocación de bandas de frenado en las dos calzadas de la vía (ambas son de doble carril) y de bloques de hormigón junto a los pasos de cebra para impedir el aparcamiento y facilitar así la visibilidad a peatones y conductores. Además, se instalaron señales informando a los conductores de que a partir de ahora el límite máximo de velocidad permitido en este tramo pasa de 40 a 20 kilómetros por hora.

 

El radar vigilará que se cumple

El concejal del área de Movilidad, José Manuel Ballarín, explicó ayer que además de estas medidas disuasorias, el radar móvil de la Policía Local prestará especial atención a esta zona para garantizar que los vehículos respetan el nuevo límite de velocidad, "porque son las infracciones que más peligro entrañan para los peatones, que son los más vulnerables".

Con todo, también destacó que los peatones tienen que cumplir sus obligaciones "y ser conscientes de que los cruces se tienen que realizar por los pasos habilitados y siempre mirando antes".

Para el concejal de Movilidad, el hecho de reducir a 20 por hora la velocidad no tiene por qué afectar a la fluidez del tráfico que va y viene todos días hacia los polígonos de la zona norte. De hecho, hizo hincapié en que "preferimos que los conductores tarden 20 ó 30 segundos más en llegar a su destino si a cambio garantizamos la seguridad en una zona con mucha densidad de población donde juegan muchos niños".

El edil reconoció que el reciente repunte de los atropellos en Huesca (5 en el último mes y medio) "nos preocupa" y por ello se mostró a favor de ir ampliando progresivamente las limitaciones de velocidad a otras zonas de la ciudad para seguir el ejemplo de países europeos "donde no toleran que haya atropellos de peatones ni accidentes de tráfico".

 

"Una zona muy concurrida"

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Vecinos de María Auxiliadora, Carmen García, valoró muy positivamente la rápida respuesta del consistorio a la petición vecinal "porque es una zona especialmente sensible ya que hay un parque y un área de juegos infantiles a ambos lados que son centros de reunión de las familia y están muy concurridos".

García considera que son medidas más que necesarias después de que se abriera la nueva ronda que pasa por encima del Isuela, "que ha despejado mucho el tráfico de la rotonda de Salesianos, pero por contra la calle Fraga ha aumentado también mucho su volumen de vehículos".

Desde la asociación creen que también sería bueno poner medidas en calles aledañas como la citada ronda, "porque como es tan ancha, la gente pisa el acelerador y casi nadie respeta la limitación de 40 kilómetros por hora".

Por último, García coincidió con el concejal de Movilidad en hacer un llamamiento a los peatones para que tengan también un comportamiento responsable.

Etiquetas