Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

BALONMANO

Sladic, la alegría del gol en el Obearagón

Ilia Sladic está feliz. El lateral serbio protagonizó el gol del empate contra el Cangas cuando moría la primera parte.

Ilia Sladic, en el momento de lanzar para el 15-15.
Sladic, la alegría del gol en el Obearagón
BALONMANO CANGAS

Ilia Sladic puso el 15-15 tras una golpe franco. Amagó para desplazar a la defensa a la derecha y encontró hueco por la izquierda. El tanto fue de bella factura y proporcionó "una inmensa alegría" para el jugador y el jugador, recordó ayer Sladic. Era un pasito más para la victoria final. Luego, en los 30 minutos restantes del encuentro, Obearagón puso la proa y con mucho esfuerzo terminó llevándose el partido y los puntos en juego que le permiten viajar en la zona noble de la tabla.

El serbio disfruta con los goles propios y ajenos como pocos. La verdad es que muchos son de bella factura. "A veces me da un poco de vergüenza cuando veo la celebración, pero no lo puedo evitar", afirma el jugador que llegó al Obearagón de la mano de Nolasco, con su casa a 1.500 kilómetros, pero que, reitera, está muy contento en Huesca. Ya jugó con anterioridad en España y lleva poco más de dos meses en la capital altoaragonesa. Está perfectamente integrado en un grupo del que solo habla a las mil maravillas.

Ilia Sladic tiene claro que el Obearagón está arriba de la tabla por méritos propios. No es más que el resultado del buen trabajo realizado hasta ahora. "Todos sabemos _subraya_ que el inicio es muy difícil, y aún nos quedan partidos importantes. Estamos trabajando muy bien y por eso no es ninguna sorpresa ver donde nos encontramos" y, matiza, que "quedan 26 partidos aún" por lo que hay que seguir con los pies en el suelo. Y eso sí, su deseo es que la grada del Palacio tenga más aficionados. "Es importante el apoyo de la afición, y nosotros estamos haciendo nuestro trabajo, con el liderato y con un buen balonmano. Ojalá venga más gente a animarnos".

Etiquetas