Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

"El cielo parece más azul"

Onésimo destacó el acierto en ataque y se refirió a la fortuna que había faltado antes.

El entrenador del Huesca, Onésimo Sánchez, se dirige a su banquillo durante el encuentro de ayer.
"El cielo parece más azul"
JUAN CARLOS CORCHADO/LA VOZ DE JEREZ

Otro semblante mostraba ayer Onésimo Sánchez, mucho mas relajado que el del pasado fin de semana tras la derrota con el Celta. Argumentos tenía, pero su discurso tampoco varió demasiado. Ya había hablado el equipo sobre el pésimo terreno de juego de Chapín, y el pucelano remarcó los factores que ayudaron a la victoria; básicamente, aquellos que no habían hecho acto de presencia en las anteriores jornadas. Elementos ya conocidos, pero que se escapaban entre los dedos de los azulgrana, como el gol y la suerte.Por eso, antes incluso de que el pucelano comenzase su rueda de prensa, había que recordar esa predicción suya de que "un día llegaremos dos veces y haremos tres goles". Dándole la vuelta a este planteamiento, contra el Xerez hicieron tres goles, pero pudieron llegar algunos más. Así lo resaltaba Onésimo, que habló de que "además del acierto y de goles muy bonitos, hemos tenido tres o cuatro ocasiones muy claras. Asimiamo, en un campo como el del Xerez, lo que hemos hecho es para sentirnos muy satisfechos".

En referencia a las novedades introducidas en el once, como Andrés en la portería o tres futbolistas abrigando el centro del campo, el entrenador afirmó que "los cambios van con los resultados. El equipo había trabajado igual en otros partidos, pero no entraban las ocasiones. Analizando el partido, somos justos vencedores ante un aspirante a Primera". Y decía acerca de Cabrero que "se merece esta victoria como el resto. Pero hemos hecho cambios por circunstancias, lo que vemos, los entrenamientos...".

Onésimo descarta con todo el énfasis del mundo que "seamos un equipo malo", quizá en respuesta a la confianza con que presuntamente se recibía al Huesca en Jerez. "El que nos ve entrenar lo sabe", añadía. "Lo que ocurre es que hay veces en que las cosas no salen y cometemos errores; somos, dentro de nuestro nivel, un bloque comprometido, y si estamos todos metidos en el partido, vamos a una y jugamos a una, somos complicados", continuaba. Lo inexplicable fue "no ganar al Salamanca, por ejemplo".

A su juicio, el Huesca es "un buen equipo para pelear el objetivo que tenemos. Hemos tenido la fortuna de adelantarnos en el marcador y eso nos ha hecho tomar confianza y tener llegadas claras". Ahora, lo que toca es "seguir trabajando con humildad".

La victoria del Trofeo Carlos Lapetra supuso una primera dosis de optimismo para un grupo que se encontraba tocado. "El equipo tenía crédito antes, pero llevar solo dos puntos era muy duro. Vivimos de los resultados, pero nunca me he sentido cuestionado. Esto es muy largo, y ya hay que pensar en el próximo partido y en dar una alegría a nuestra gente", aseguraba en referencia al duelo del sábado con el Cartagena (18.00).

Preguntado otra vez por el planteamiento, One argumentaba que era "relativamente nuevo, con gente de trabajo y salidas rápidas. Hemos tenido juegos y ocasiones". "Estamos contentos -seguía- y seguimos teniendo trabajo por delante. El cielo parece más azul, pero hay que tener cuidado porque se puede poner gris rápidamente", añadía antes de seguir hablando muy bien de un Xerez del que su entrenador, Javi López, entendía que una mala primera parte había echado por tierra las opciones de triunfo.

Etiquetas