Despliega el menú
Huesca

LA RIBAGORZA

Dimiten dos ediles de Foradada porque la Diputación no ha mejorado un acceso

El organismo se comprometió a construir una entrada segura a Senz y Viu, pero el proyecto actual no convence a los concejales.

El acceso a los núcleos de Senz y Viu desde la carretera.
Dimiten dos ediles de Foradada porque la Diputación no ha mejorado un acceso
ÁNGEL GAYúBAR

El grupo socialista del Ayuntamiento ribagorzano de Foradada del Toscar ha perdido su mayoría tras la dimisión de dos de sus concejales, Joaquín Senz y María del Carmen Perna. Ambos ediles, que obtuvieron el mayor número de votos en los últimos comicios al presentarse en listas abiertas, argumentan su decisión por el incumplimiento por parte de la Diputación Provincial de Huesca del compromiso electoral para dotar a los núcleos de Senz y de Viu de un acceso público con entrada segura y transitable por camiones desde la carretera que une Graus y Benasque. Este periódico intentó sin éxito recabar información de la DPH, que probablemente hoy dará su versión de los hechos.

Esta situación deja al municipio en una paradójica situación ya que, al tratarse de un Ayuntamiento en el que se presentan listas abiertas en las que cada partido puede presentar un máximo de cuatro candidatos, va a producirse un vuelco en la representación política. Hasta ahora el PSOE contaba con cuatro concejales frente a uno del PAR, y, al dimitir los dos ediles, van a entrar los dos candidatos siguientes en la lista aragonesista, con lo que este partido obtendrá la mayoría absoluta, con la que podrá forzar el cambio en la alcaldía si así lo estima conveniente y desbancar a la actual alcaldesa socialista, María del Carmen Demur. Como telón de fondo se encuentra la mejora de los accesos a Senz y Viu. El proyecto en el que trabaja la DPH, que estudia la posibilidad de mejorar la estructura del actual puente sobre la presa de El Gradiello, no convence a los ediles, quienes recuerdan que este puente es propiedad de la empresa Acciona y que su mejora no supondría una gran mejora sobre las características y accesos de la carretera, ya que el paso actual, construido en 1950, es muy estrecho y solo permite circular a vehículos de hasta 10 toneladas. Además, añaden los ediles que se pone "en grave peligro" la supervivencia de varias granjas y de otros negocios de la zona. Por último, argumentan que el entronque de este acceso con la A-139 presenta un grave peligro de colisión por haber escasa visibilidad.

Entienden los concejales -uno de ellos, Senz, formalizó su renuncia hace varios meses y la otra, Perna, ha presentado una renuncia que tiene que pasar por el próximo pleno municipal- que la apuesta por mantener la vía por este puente supondría perpetuar un punto negro en la A-139, dada la peligrosa conexión con la que lleva hasta los núcleos afectados, y, en opinión de los dimisionarios, dejaría aislados a los habitantes durante un tiempo indefinido.

Además, Senz y Perna sostienen que al comienzo de la presente legislatura el Consistorio de Foradada apoyó la solución que entonces avalaba la Diputación: crear de un nuevo acceso desde el puente público de La Palanca de Campo, que podría seguir el trazado de la pista forestal.

No obstante, el organismo provincial ha desechado la posibilidad de esta entrada y los ex concejales denuncian que, a espaldas de los vecinos, ha iniciado negociaciones con Acciona para reformar el tramo de la carretera sobre la presa de El Gradiello.

Etiquetas