Despliega el menú
Huesca

tercera división

Pomar, el debut soñado

El club mediocinqueño, dirigido por José Luis Toa, ha arrancado su primer año en la categoría con dos victorias consecutivas ante Santa Isabel y Barbastro y además no ha encajado ni un solo tanto.

El Pomar se impuso a domicilio en el segundo partido ante el Barbastro.
Pomar, el debut soñado
JAVIER BLASCO

Para algunos localizar Pomar en el mapa era complicado. Si se adjuntaba su apellido, Pomar de Cinca, la tarea resultaba más sencilla. Sin embargo, tan solo dos jornadas después de que comenzara la Tercera División aragonesa ahora es mucho más sencillo, ya que los altoaragoneses son colíderes de la categoría junto al Sabiñánigo al haber ganado los dos encuentros disputados hasta el momento y encima ser el único equipo que no ha encajado un solo gol. Son un rival a temer por el resto de guerreros de Tercera.

José Luis Toa, entrenador del Pomar, no puede evitar su alegría y gracias a su larga experiencia en la categoría sabe que la gloria de este deporte puede ser efímera. "El fútbol da pocos momentos buenos y este es uno de ellos. Así que tenemos que disfrutarlo al máximo", asegura. No hay que caer en euforias, según Toa, porque la liga no acaba nada más que dar su pistoletazo de salida. "Quedan 36 jornadas y a pesar del comienzo tan bueno nuestro objetivo no ha cambiado. Queremos acabar la competición y que detrás de nosotros haya otros cuatro equipos que sean los que desciendan".

El club mediocinqueño se ha estrenado este año en una liga nacional, puesto que nunca antes había jugado más allá de Preferente. Es la primera vez que disputa un campeonato de tal magnitud por lo que la localidad, de poco más de 400 habitantes, vive inmersa en lo que le ocurre a su equipo de fútbol. "Es un pueblo pequeño, pero de momento tanto en el partido de casa como en el que jugamos en Barbastro, la afición ha respondido y ha venido a apoyarnos. Se nota que hay ilusión", indica el técnico.

Ahora mismo, el Pomar se encuentra en las antípodas de la zona peligrosa. Suma seis puntos de seis posibles, y es el único club imbatible de toda liga regional. "Trabajamos muy bien la línea defensiva, es uno de nuestros puntos fuertes. Aunque a decir verdad, los jugadores lo hacen muy bien en todas las partes del campo. Es un grupo que trabaja con mucha intensidad y esa es una de las claves que tenemos que mantener a lo largo de la temporada".

Su férrea zaga, su candado en la portería (Hugo Gistau, una de las inc, está en lo más alto de la lista de zamoras) y su efectividad en la delantera han hecho que el inicio fuera inesperado para todos. "No nos imaginábamos que este equipo, que mantiene gran parte de la base del año pasado que estábamos en una categoría menos, iba a ir también nada más comenzar". Aún así, el entrenador señala que son las ganas y la juventud de los suyos, muchos de los cuales debutan en la categoría, algunos de los factores que están ayudando a que de momento todo esté saliendo "rodado", aunque "no hay que sacar los pies del tiesto". "No hemos recortado la clasificación y la hemos colgado para vernos en lo más alto, pero habría que hacerlo porque esto es algo histórico para un club como este", bromea Toa.

El Ebro, siguiente rival

La competición continúa este fin de semana con un nuevo choque en La Cortada, a partir de las 17.30, ante otro recién ascendido, el Ebro. Este no ha empezado con tan buen pie el año. Los zaragozanos son décimos en la clasificación y en su haber cuentan con una victoria y una derrota. "Será un partido complicado, pero al ser en casa partiremos con la ventaja de contar con nuestro público", opina Toa. "Hay que ganar para ir sumando poco a poco y conseguir así la salvación a final de temporada", concluye.

Etiquetas