Huesca
Suscríbete

VUELTA AL COLE

Un total de 132 escolares de Fraga tendrán que empezar las clases en seis barracones

Los módulos se comenzaron a colocar ayer, mientras sigue la espera por la cesión de terrenos para el nuevo centro.

Una empresa colocó ayer dos barracones junto al antiguo aulario del colegio de Fraga.
Un total de 132 escolares de Fraga tendrán que empezar las clases en seis barracones
JOSé DíAZ

La pesadilla de los barracones seguirá un año más en Fraga. Las obras para la instalación de las seis aulas prefabricadas en el colegio San José de Calasanz comenzaron ayer, a una semana del inicio las clases, el próximo martes. En los barracones estudiarán 132 niños este curso, un 23,15% del alumnado total del centro, que no puede abarcar la demanda de alumnos y continúa pendiente de la construcción de un nuevo edificio.

El Ayuntamiento fragatino, gobernado por el Partido Popular, aún debe formalizar la cesión del terreno, una promesa que hizo hace ya tres años, en 2007, aunque siempre manifestó que la petición de la DGA dificultaba la cesión. Mientras ambas instituciones siguen sin ofrecer una solución, se prevé que el número de aulas en el patio crezca en los próximos años. De momento, el San José de Calasanz ya se ha convertido este curso en el colegio de Aragón con mayor número de barracones.

Los antiguos módulos se retiraron a lo largo de los meses de julio y agosto, y ahora los pequeños dispondrán de aulas más modernas, que, según técnicos del Gobierno de Aragón, no serán como las del colegio, pero se acercan mucho a su calidad. La empresa Grupo Seis colocó ayer dos prefabricadas y hoy instalará la tercera en una zona en la que ya había clases de estas características en años anteriores, junto al antiguo aulario. Las otras tres restantes se instalarán previsiblemente mañana jueves y ocuparán una parte del patio. En ellas se impartirán las clases de 5 años (tres grupos) y las de 1º de Primaria (otros tres). El alquiler mensual costará al Ejecutivo unos 6.000 euros.

Sin espacio en el patio

Sin embargo, esta solución provisional no satisface a todos. El concejal de Educación del Consistorio, Jaime Cabos, apuntó ayer que "lo ideal hubiese sido derribar el viejo colegio y así se evitaría la reducción de espacio en el patio". Asimismo, el edil explicó que el hecho de que se pongan nuevas aulas "significa que Fraga está creciendo", y que también se han tenido que aumentar las ratios de 25 a 28, por lo que se demuestra que hay necesidades nuevas. Mientras que sobre la entrega de terrenos de Trashondos, Cabos dijo que "los técnicos están trabajando", aunque no dio ninguna fecha.

No lo ve igual el presidente de la Asociación de Padres del centro, Veremundo Gallinat, quien opinó que "el enfrentamiento político entre DGA y Ayuntamiento lo están pagando los niños y los padres" y anunció que pedirán explicaciones sobre la gestión y los plazos, ya que, cuando se tenga el solar, habrá que sumar 30 meses más para finalizar la construcción.

El representante de los padres se quejó también sobre la ubicación de los barracones de Primaria: "Reducen el patio y se comen parte de una cancha. Siempre habíamos hablado de ubicar estas aulas en el parquin y mover la valla". Además, Gallinat informó de que esta semana enviarán una carta de queja a las instituciones.

Etiquetas