Despliega el menú
Huesca

TODAVÍA SIN SOLUCIÓN

Los afectados de Jánovas piden la mediación política para conseguir una reversión "justa"

Endesa solo ha cerrado acuerdos con unos pocos propietarios, a un precio menor del establecido inicialmente.

Foto de archivo del alcalde de Fiscal con uno de los técnicos del plan especial de Jánovas.
Los afectados de Jánovas piden la mediación política para conseguir una reversión "justa"
JAVIER BLASCO

Un año y ocho meses después de iniciarse el proceso de reversión de los pueblos afectados por el descartado pantano de Jánovas, la negociación entre los antiguos propietarios y Endesa sigue en un tira y afloja en torno al precio a pagar por las tierras y las casas de las aldeas de Jánovas, Lavelilla y Lacort. La empresa que heredó los derechos de explotación del río Ara apenas ha conseguido cerrar algún acuerdo, y la gran mayoría sigue resistiéndose a aceptar una valoración que multiplica hasta por 30 lo que los expropiados recibieron en su día.

La Asociación de Afectados del Embalse de Jánovas celebró ayer su asamblea general en la Casa de Cultura de Boltaña, con la asistencia de unas 80 personas. El colectivo reclamó la intervención del Gobierno central, "a través de un decreto o cualquier otra fórmula legal para que nos devuelvan íntegramente nuestro patrimonio y por lo que realmente vale ahora, ni más ni menos", explicó su presidente, José Manuel Giral, quien añadió que "no nos sirven las fórmulas aritméticas, porque en mi casa actualmente no puedo entrar a vivir, es un montón de piedras por las que no me pueden pedir 30 veces más de lo que nos dieron hace 40 años".

Endesa ha seguido enviando cartas a los afectados con precios basados en la Ley de Expropiación Forzosa, según la cual el beneficiario de la reversión debe restituir la indemnización "actualizada conforme a la evolución del IPC", lo que en algunos casos significa un incremento de más del 3.000%. Estas tasaciones chocan con las de los particulares, realizada por peritos privados y que tienen el cuenta el menoscabo, la pérdida de valor de las fincas.

Según la asociación, Endesa está intentando llegar a acuerdos multiplicando por 12 o 14 lo que se pagó en su día, en lugar de por 30. De hecho ya ha cerrado alguno, tal y como confirmó la empresa, aunque el colectivo de afectados asegura que son solo dos o tres personas, gente mayor con pequeñas fincas. "Se trata de una minoría, los demás estamos dispuestos a seguir luchando por lo que consideramos que es justo, y no nos cansaremos de pelear", afirmó José Manuel Giral. La asociación es consciente de que será una lucha "de mucho años", tanto por la reversión como por la tardanza en hacer realidad los planes de restitución que deben financiar las administraciones.

En la asamblea, el presidente informó de las gestiones realizadas, tanto administrativas como políticas, para recabar apoyos. "Nos sentimos más fuertes que nunca, ahora tenemos el apoyo de todos los grupos políticos y el PSOE se ha comprometido a ayudarnos en esta causa. Esperemos que en septiembre, cuando arranque el nuevo curso político, empecemos a ver resultados".

La asociación hizo público el pasado mes de junio un manifiesto en el que reclamaba una reversión "justa" con dos condiciones: la fijación de un precio real de acuerdo con tasaciones de peritos independientes, que tenga en cuenta el estado actual de las casas y las fincas; y la íntegra devolución de los bienes, ya que solo se retornan los expropiados y no los vendidos.

A la asamblea celebrada en Boltaña asistieron también los arquitectos encargados de redactar los planes especiales para reconstruir los pueblos de Jánovas, Lavelilla y Lacort, que explicaron cuál es su cometido y recabaron la colaboración de quienes en el futuro vivirán allí. Se ha propuesto formar unos equipos de trabajo para empezar a trazar el dibujo de cómo serán esos núcleos.

Etiquetas