Huesca
Suscríbete

SD HUESCA

Galán dibuja su futuro

Quiere triunfar en Huesca para poder regresar al C.A. Osasuna.

Galán, en el medio, flanqueado por Ochoa y Gallardo.
Galán dibuja su futuro
RAFAEL GOBANTES

Jorge Galán, el ariete cedido por Osasuna y llamado a explotar en el Huesca, lamenta que su puesta a punto se haya visto condicionada por una lesión, pero cree que para el estreno de Liga estará al mismo ritmo que sus compañeros. "Es una pena no empezar al mismo nivel que el resto del grupo y tener que ir un poco por detrás, pero lucharé al máximo para ponerme a su altura en estas dos semanas que quedan hasta que empiece la Liga", manifestó ayer al término del entrenamiento matinal.

Galán es consciente de que se espera mucho de él y por eso no quiere perder comba. "Físicamente me queda bastante todavía, pero me estoy yendo arriba en los entrenamientos y cogiendo un buen tono", insistió.

El pequeño delantero está contento con su destino de este año. "Los compañeros están muy fuertes y muy metidos, todo el mundo sabe bien lo que tiene que hacer. Del míster solo puedo decir cosas buenas por el sistema que quiere implantar, por la forma de trabajar todo con balón. Es una maravilla, entrenar así da gusto".

No haber jugado en Segunda despierta interés en Galán. "La categoría es nueva para mí. Tengo muchas ganas de empezar la temporada. Espero que resulte buena. Ya me han dicho que es muy igualada. Solo hay que ver la última jornada de Liga del año pasado, con doce equipos metidos ahí. Eso es lo bonito del fútbol".

Su integración, como la del resto de los nuevos, ha sido sencilla. Y más con compañeros de Osasuna (Jokin, Vega, Andrés) en el mismo barco. "Siempre que vienes a un club es bueno que tengas gente conocida. Este vestuario, no obstante, es una maravilla. La gente apoya desde el primer día, están para lo que necesites".

Galán viene con caché, pero sabe que hay varias opciones para jugar arriba. "En todos los equipos hay competencia y siempre es bueno que exista. Hay que trabajar a tope para jugar todos los partidos y luego es el míster el que decidirá. Dejándose todo en el campo uno está tranquilo".

Su planteamiento para los próximos meses es diáfano, como el de cualquier delantero que vive de la suerte suprema del área. "Mi reto es tener el máximo de minutos posibles, como cualquier otro futbolista. Y en mi caso, si eso viene acompañado de goles, mucho mejor", apostilló Galán.

Y a la vuelta de un año, como es lógico, su sueño está puesto en un retorno al Reyno de Navarra para poder ser profeta en su tierra. "En un futuro mi plan es volver a Osasuna, eso está claro. Tengo que hacerlo lo mejor posible aquí para regresar a Pamplona".

Etiquetas