Huesca
Suscríbete

tradiciones

Los vecinos de San Esteban volverán a disfrutar de sus gigantes

El artista Fernando Alvira, junto a Pilar Ferrer y algunos chavales, los han modelado.

Fernando Alvira y Pili Ferrer, junto a los jóvenes que han ayudado a reconstruir los gigantes.
Los vecinos de San Esteban volverán a disfrutar de sus gigantes
CONCHA SILVAN.

Roquet, por el patrón del pueblo, San Roque, y Marieta, porque había muchas vecinas con ese nombre, es como han llamado en San Esteban de Litera a sus nuevos gigantes, recuperados después de más de treinta y cinco años ausentes en fiestas y desfiles. Los gigantes, de más de tres metros de altura, participarán por primera vez hoy, a las doce del mediodía, en la comparsa de cabezudos que recorrerá las calles del pueblo y, por la noche, volverán a salir en el desfile inaugural de fiestas.

Marieta y Roquet han salido de las manos y de la imaginación del escultor Fernando Alvira, que les ha dedicado muchas horas, igual que los jóvenes Melisa, Francisco y Rubén que le han ayudado con la pintura, o Pili Ferrer que como sastra ha dado puntadas como nunca para confeccionar los impecables trajes de los gigantes. El otro colaborador necesario ha sido Pedro Farré que se ha ocupado del armazón de madera sobre el que se sostienen los nuevos figurantes. "Solo con la colaboración entre personas se pueden hacer cosas así, si no es imposible en pueblos tan pequeños como este", señalaba el alcalde de San Esteban de Litera, Fernando Sabés.

En este proyecto se han mezclado lo nuevo con lo recuperado. Por un lado, el artista ha echado mano de su creatividad y ha inventado a estos dos gigantes, igual que hizo el pasado año con los cabezudos que también participarán en el desfile, por otro lado, se han recuperado algunas joyas que ya portaban los desaparecidos gigantes que guardaban celosamente en casa Comas, que también ha donado las telas con las que se ha vestido a Roquet y Marieta.

Alvira explica que la técnica empleada para fabricar los bustos "es la misma que se utiliza para hacer marionetas, a base de tiras de papel de periódico -se han empleado cientos de ejemplares de Heraldos y otros diarios- empapado en lechada y, al final ,una mano de cola blanca para darle dureza. Ha sido divertido, porque he tenido que hacer alguna que otra operación de cirugía estética en los gigantes".

Aparte del resultado final, una de las características distintivas de estos gigantes es que Marieta lleva en la mano un abanico con el acueducto de Perera, "tema propio del pueblo", comenta el autor, y Roquet porta el libro de Joaquín Costa con la fecha de su nacimiento y muerte, "para que los chavales recuerden que el año que viene se celebra el centenario de esta última fecha". Casi 40 años después se volverá a disfrutar de ellos.

Etiquetas