Huesca
Suscríbete

TURISMO

La provincia atrajo a 463.000 turistas el primer semestre, seducidos por rebajas de hasta el 50%

Los empresarios dicen que el aumento de visitantes del 6,3% es "engañoso" ya que el gasto por persona es menor.

Las calles de Jaca están recibiendo estos primeros días de agosto un aluvión de turistas.
La provincia atrajo a 463.000 turistas el primer semestre, seducidos por rebajas de hasta el 50%
LAURA ZAMBORAíN

La rebaja de precios, de hasta el 50% en los hoteles de mayor categoría, ha permitido al sector turístico de la provincia de Huesca capear la crisis económica en el primer semestre del año, cambiando la tendencia de 2009 cuando el número de turistas cayó un 7,5%. Según las cifras publicadas recientemente por el Instituto Nacional de Estadística, los establecimientos (hoteles, hostales, pensiones, cámpines, apartamentos y casas de turismo rural) recibieron de enero a junio un total de 463.051 visitantes, lo que supone un 6,3% más que en el mismo período del año pasado.

Las pernoctaciones también se incrementaron en este primer semestre en un 4,7% ya que pasaron de 1.136.300 a 1.189.784 noches de alojamiento, lo que supone una estancia media de 2,5 días. El mes con mayor número de reservas fue marzo, cuando se alcanzaron un total de 235.487, coincidiendo con el inicio de las vacaciones de Semana Santa. Por detrás se situaron enero y febrero. Mayo, por su parte, fue el mes con menos pernoctaciones (125.739).

Los hoteles (hay más de 170 establecimientos abiertos en toda la provincia con unas 10.000 plazas) fueron los más beneficiados de este impulso turístico ya que en los seis primeros meses del año recibieron 302.613 turistas, un 10,68% más que en 2009. El mes de mayor afluencia fue marzo, con 63.574 usuarios, mientras que en mayo se registró la menor, con 4.775. Así, el nivel de ocupación creció un 7,5% hasta alcanzar una media del 32,4%.

No obstante, desde la Asociación Provincial de Hostelería, su presidente, Roberto Pac, cree que las cifras del INE son algo "engañosas" ya que pese al incremento de visitantes, las cuentas de resultados de las empresas no han alcanzado los beneficios del año pasado por los descuentos de los precios y porque ha habido menos pernoctaciones por visitante. "Si no hubiéramos ajustado los precios y no hubiéramos hecho paquetes y ofertas para competir con otro tipo de destinos, el balance sería todavía peor porque el gasto por turista ha bajado mucho con la crisis", aseguró Pac.

También se incrementaron espectacularmente los usuarios de los apartamentos turísticos (2.570 plazas), que recibieron 44.718, un 25% más que en 2009. Mientras, los hostales y pensiones (3.700 plazas) dieron la bienvenida a 44.718 turistas (un 0,5% más).

Por contra, la crisis y las inclemencias meteorológicas sí que han golpeado especialmente a dos sectores concretos, los cámpines (20.394 plazas) y las casas de turismo rural (4.625). Los primeros recibieron 62.686 visitantes, lo que supone un descenso del 7,5% respecto a 2009, y en las segundas se registró una bajada del 4,3% hasta los 29.296 usuarios. En este último sector, la ocupación también se redujo un 13%.

Cierre del túnel de Bielsa

La Asociación de Empresarios de Cámpines de Aragón confirma que en el primer semestre del año se ha notado un descenso generalizado de visitantes, aunque también hace hincapié en que ha sido especialmente acusado en la comarca de Sobrarbe, que suma 10.000 plazas, la mitad de toda la provincia, por el cierre del túnel de Bielsa en abril y mayo para obras de mejora. "Eso ha hecho mucho daño, sobre todo en el número de turistas extranjeros, que son los que suben la ocupación en primavera porque ya empiezan a tener vacaciones", señala la secretaria de la entidad, Marian Echegaray. A ello se une también que la meteorología "no ha acompañando tanto como otro años".

Desde la asociación no han observado de momento que los cámpines se hayan convertido en la clara alternativa turística en la época de crisis. "No se ha notado demasiado que ahora venga más gente por no poderse pagar otro alojamiento porque los hoteles también han bajado muchísimo los precios", subraya Echegaray, quien destaca que un campista "tiene que tener una cultura determinada y que le guste disfrutar de las vacaciones en un entorno natural y al aire libre".

Por último, el presidente de la Asociación de Turismo Verde de Huesca, Francisco Parra, achaca la bajada del sector a que "los viajeros tienen presupuestos más limitados y hacen estancias más cortas". Para intentar capear esta situación, están lanzando ofertas, "que están teniendo un gran éxito", y están reforzando la promoción. Con todo, resalta que al ser en su mayoría pequeñas empresas familiares con plantillas cortas, "si se nos reduce la ocupación, tampoco hay despidos".

Pisos sin vender que se alquilan

Parra considera, además, que uno de los factores que ha influido en esta caída de visitantes es la creciente competencia de los apartamentos turísticos. "Se está poniendo en circulación una oferta inmobiliaria que al no tener salir al mercado de venta, se comercializa como alojamiento turístico", afirma. A ello se une que algunos establecimientos han perdido su categoría de turismo rural "y han pasado a ser calificados como apartamentos turísticos".

Etiquetas