Huesca
Suscríbete

FIESTAS DE SAN LORENZO

Canadienses y franceses, a disfrutar a tope

Numerosos turistas extranjeros, sobre todo franceses, se acercan a Huesca de blanco y verde y preguntan por los toros y la comida.

Los Waterhouse, de izq. a dcha., Paul, Kiran, Henry y Rama, han venido de Canadá por las fiestas.
Canadienses y franceses, a disfrutar a tope
JAVIER BLASCO

"Están siendo unas fiestas muy emocionantes", decía ayer por la tarde Rama Khorka, una canadiense que está viviendo unos días muy laurentinos junto a su marido y sus dos hijos, y que ayer por la tarde se acercó a la Oficina de Turismo a por un mapa y alguna recomendación. Tras pasar por Madrid, Barcelona, la Costa Brava, el País Vasco y ver los Pirineos, su última parada es la capital oscense, donde la familia ya se siente como en casa e incluso viste el uniforme blanquiverde.

A Rama, que había leído sobre las fiestas en un libro, le ha sorprendido la espontaneidad de los vecinos, así como que todo el mundo vista del mismo color. "Nos ha gustado mucho la música y los fuegos artificiales", explicó la canadiense, quien aprovechó ayer para acudir a la corrida de toros.

Próxima a los canadienses, la familia Pardon, de Burdeos (Francia) todavía no estaba tan integrada en las fiestas. "Nos quedamos en el Castillo de Loarre y hemos bajado para pasar la tarde recorriendo la ciudad", apuntó Gerard. El motivo de su visita es realizar senderismo y querían un lugar calmado, por lo que se alojan fuera de Huesca. "No creo que nos compremos ropa blanca y verde", añadió el francés.

No lo descartaban los cuatro integrantes de la familia Pechereau, de la región de La Rochelle. "Nos alojamos en Alquézar y nos hemos acercado a Huesca por las fiestas", explicaron, aunque iban a aprovechar para pasear por el casco viejo y ver los monumentos.

Integrados en las fiestas

Como ellos, muchas otras personas eligen estos días festivos para conocer un poco mejor a los oscenses. Del extranjero, una gran mayoría procede de Francia, aunque los canadienses, los australianos, los neozelandeses, los estadounidenses y los sudafricanos también se dejan caer por la ciudad. Mientras que no faltan, y menos esta semana, los españoles que viajan a Huesca en busca de diversión, sobre todo de Cataluña, Madrid, País Vasco y el resto de Aragón.

"Nos preguntan mucho por los toros, las actividades folclóricas, los platos típicos, la vestimenta, la albahaca y los danzantes", relató Alejandro Alagón, de la Oficina de Turismo de Huesca, un lugar muy concurrido esta semana.

Desde allí parten todos los días dos rutas (a las 11.00 y a las 17.00) por el centro de Huesca, en las que esta semana no faltan las alusiones a San Lorenzo y a las tradiciones. Algunos acuden ya con el atuendo laurentino y se integran en las fiestas, algo que, para Alagón, "ayuda a que se lleven una buena imagen y a que la difundan".

Etiquetas