Huesca
Suscríbete

SUCESO

El resultado preliminar de la autopsia ratifica la muerte violenta de la vecina de Sabiñánigo

La víctima, de 74 años, fue hallada hace una semana amordazada y debajo de una cama en el piso donde vivía sola.

El edificio donde vivía la víctima (de color gris y con 4 alturas) está en la calle principal de Sabiñánigo.
El resultado preliminar de la autopsia ratifica la muerte violenta de la vecina de Sabiñánigo
J. B.

Las circunstancias del fallecimiento de Teresa L. A., de 74 años, hallada sin vida hace justo una semana en su domicilio de Sabiñánigo donde vivía sola siguen siendo una incógnita, aunque los resultados preliminares de la autopsia confirman que fue víctima de una muerte violenta. De momento, no se ha descartado ninguna hipótesis sobre las causas ni sobre el posible móvil.

La noticia ha causado una enorme sorpresa entre los vecinos de Sabiñánigo, aunque el alcalde, Jesús Lasierra, dejó ayer claro que "no existe sensación de inseguridad, preocupación ni temor" en la localidad serrablesa. Por su parte, tanto la Subdelegación del Gobierno en Huesca como la Guardia Civil mantienen un absoluto hermetismo en torno a los avances del caso ya que, además, el Juzgado de Jaca nº 1 ha decretado el secreto de sumario.

Los hechos se precipitaron el pasado martes 3 de agosto por la noche, cuando un hermano de la víctima, preocupado porque hacía dos días que no sabía nada de su hermana -había sido vista por última vez el domingo cuando salía de misa en compañía de unas amigas-, acudió a su domicilio, ubicado en el número 82 de la calle de Serrablo, donde encontró a la mujer ya sin vida.

Al lugar se acercaron entonces efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil, que hallaron a la víctima debajo de una cama amordazada con una toalla y un pañuelo. Además, fuentes cercanas al caso han confirmado que la víctima no se encontraba en la habitación donde solía dormir habitualmente, sino en otra contigua que utilizaba para guardar objetos y otros enseres. La mujer fue enterrada el viernes en Sabiñánigo.

Desde que se abrió la investigación para aclarar las circunstancias del fallecimiento de la mujer, la Guardia Civil ha recogido testimonios de personas del entorno de la víctima y de vecinos de la zona para intentar reconstruir los últimos movimientos de la víctima ya que, de momento, se desconoce incluso la fecha exacta de la muerte. Además, el domicilio continuaba ayer precintado para impedir el acceso a su interior.

El cuerpo no presentaba más signos aparentes de violencia que la mordaza por lo que los primeros indicios apuntan a un fallecimiento por asfixia. No obstante, no se descartan otras posibles causas. Todo ello quedará aclarado cuando lleguen los resultados definitivos de la autopsia, que podrían demorarse aún unos días.

Las hipótesis sobre el posible móvil también son amplias ya que fuentes del entorno familiar han asegurado que tras inspeccionar la casa, no se ha echado en falta ningún objeto de valor. Lo que no se ha confirmado es si la puerta de la casa estaba o no forzada. Tan solo se sabe que cuando el hermano de la víctima llegó al domicilio, no estaba cerrada con llave.

Buscan vídeos de esos días

La búsqueda de pistas no abarca solo el círculo más cercano a la fallecida sino que se extiende a cualquiera que pudiese haber llamado a la puerta desde que la mujer llegó a su casa el domingo después de salir de la iglesia. Además, fuentes cercanas al caso han afirmado que la Guardia Civil ha acudido en los últimos días a los comercios y establecimientos de la zona para comprobar si alguno de ellos tiene cámaras de seguridad que pudieran haber grabado algún movimiento sospechoso entre el domingo y el martes.

El subdelegado del Gobierno, Ramón Zapatero, declinó ayer dar información acerca de la investigación que se está llevando a cabo. De hecho, apuntó que se darían detalles en el momento en que hubiera una detención. En el mismo sentido, se pronunció el teniente coronel de la Guardia Civil, Carlos Crespo, que confirmó que la Policía Judicial trabajaba para esclarecer las circunstancias de la muerte. En estos momentos, "estamos pendientes de algún elemento de la autopsia", aseguró.

Por su parte, el alcalde, Jesús Lasierra, dijo no tener constancia de la investigación y que, de hecho, según las informaciones que había requerido ayer mismo a la Subdelegación del Gobierno, "con toda prudencia parecía ser una muerte natural, aunque se sigue investigando porque aún no se conocen los resultados de la autopsia". Insistió en que él era el primer sorprendido porque desde que tuvo conocimiento de la aparición del cadáver de la víctima la semana pasada "he estado pendiente todos los días para ver si había algún nuevo detalle pero no me han dicho nada nuevo".

Etiquetas