Huesca
Suscríbete

TRÁFICO

Las obras en la travesía de Aínsa causan retenciones de hasta 40 minutos

El alcalde atribuye los atascos y problemas de tráfico a la falta de previsión por parte de la adjudicataria.

Las obras complican la circulación del cruce de Aínsa, donde se registran atascos.
Las obras en la travesía de Aínsa causan retenciones de hasta 40 minutos
MAMEN PARDINA

Las obras en la travesía de Aínsa, que comenzaron en enero pasado con un presupuesto de casi 1,4 millones de euros, han complicado todavía más los ya rutinarios atascos de tráfico en el cruce de esta localidad durante los días de máxima afluencia de turistas. Desde el lunes hasta el miércoles se produjeron retenciones de vehículos de hasta 40 minutos con colas de varios kilómetros desde las distintas entradas a Aínsa.

El alcalde de la localidad, José Miguel Chéliz, achaca este problema a la falta de previsión por parte de la empresa contratada por el Ministerio de Fomento para ejecutar las obras de mejora de la travesía de la N-260. La contratista cortó uno de los carriles mientras echaban conglomerado para arreglar el firme, que se había estropeado mucho con la aparición de agujeros y zanjas, con el peligro que conllevaba para vehículos como bicicletas y motos, así como para los viandantes.

"Nos pusimos en contacto con la empresa para que realizaran las obras durante la noche y evitar problemas, pero no fue posible", manifestó José Miguel Chéliz. Aún así, el martes se registraron atascos, pero fueron de menor volumen y los trabajadores continuaron su jornada hasta la madrugada para terminar las obras al mediodía de ayer. Sin embargo, desde el consistorio de Aínsa se critica la mala previsión y el retraso que llevan estos trabajos, cuyas actuaciones tendrían que haber acabado a principios de julio, según el calendario inicial.

Las labores del cruce se trasladan ahora a la zona del barrio de Banastón, en la salida hacia Campo donde se ha estado trabajando en un muro de contención para el pantano con el objetivo de dar seguridad a la futura acera que hará viable esta zona de la localidad.

Carretera A-138

Al mismo tiempo se trabaja en la otra vía principal por donde pasa la carretera A-138 que realiza Ideconsa para el Gobierno de Aragón. "Estamos de acuerdo con esta empresa que ha decidido dejar para más adelante las obras que causen problemas en el tráfico, aunque la situación de entrada a Aínsa no es la más adecuada", admitió el primer edil.

Una vez ensanchado el puente sobre el río Ara (que supone la ampliación de su plataforma hasta los 12 metros de anchura y la creación de aceras de dos metros a ambos lados) y ampliado las aceras de la avenida de Sobrarbe todavía queda por terminar la rotonda de entrada, más la travesía de salida hacia Francia. "Estamos contentos con estas obras que están cumpliendo las previsiones y son sensibles a las fechas en las que estamos", prosiguió el alcalde.

A la vuelta del verano continuarán con las labores de asfaltado. Por el momento, no se ha notificado que los recortes en las inversiones de Fomento que el Gobierno ha decidido tomar por la crisis económica afecten a ninguna de estas obras.

Desde que comenzaron los trabajos el Ayuntamiento ha mantenido varias reuniones con los empresarios y vecinos para explicarles los detalles del proyecto, resolver dudas y atender sugerencias. Uno de los planteamientos que hicieron los empresarios fue el de cambiar el lugar de parada del autobús urbano que conecta la línea de Barbastro con Aínsa y el resto de pueblos de Sobrarbe. El alcalde recogió la propuesta de habilitar un lugar con marquesina.

Etiquetas