Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

PIRINEO

Sallent se plantea paralizar la ampliación urbanística de Aramón en Formigal

El Ayuntamiento denuncia el retraso en la aprobación del proyecto del nuevo colegio, incluido en el convenio.Hoy se debaten en pleno las medidas a adoptar.

Terrenos en los que se ampliará la urbanización de Formigal
Sallent de Gállego se plantea paralizar la ampliación urbanística de Aramón en Formigal
LAURA ZAMBORAÍN

El Ayuntamiento de Sallent de Gállego se plantea paralizar el convenio con Aramón para la ampliación urbanística de la estación de Formigal, que supone la construcción de 1.200 viviendas y unas 400 plazas hoteleras. El alcalde de Sallent, José Ignacio Urieta (PP), denuncia el retraso en la aprobación del proyecto de construcción de la nueva escuela, vinculada al acuerdo, que estaba prevista en el último Consejo del Gobierno de Aragón el pasado 20 de julio. Por ello, hoy debatirán en pleno las medidas a adoptar para frenar el desarrollo si no se da luz verde al centro, que construirá Educación, en el próximo Consejo del 7 de septiembre.

El grupo Aramón recibió ayer con "sorpresa" el anuncio del Ayuntamiento, que lo hizo también a través de un comunicado del PP. No obstante, "respetamos el acuerdo que pueda adoptar el Ayuntamiento en su momento, aunque nos sorprende, porque nosotros no hemos incumplido ninguna de las cláusulas del convenio", aseguraron fuentes del holding aragonés de la nieve.

Pero además de Aramón y el Ayuntamiento de Sallent, en el convenio para la construcción del colegio participa también la consejería de Educación del Gobierno de Aragón, encargada de ejecutar la obra de la que financiará el 80%. El 20% restante será a cargo del Ayuntamiento a cambio de la desafectación del actual centro para usos municipales.

Por su parte, desde el departamento de Educación, apuntaron ayer que "en breve se firmará el convenio". "Nuestra voluntad siempre ha sido hacer el colegio y todavía estamos en trámites con el Ayuntamiento y Aramón, pero se cerrará pronto". Mientras tanto, el Ayuntamiento ha convocado el pleno para hoy a las 21.00.

Este anuncio del alcalde deja en el aire hasta septiembre la continuidad del proyecto de Aramón que -según el PP- le reportaría unas plusvalías por valor de 24 millones de euros, que se reinvertirán en la propia estación.

"Si no se aprueba, estamos dispuestos a paralizar el convenio de Aramón, pero eso lo trataremos en el pleno", comentó ayer Urieta. No obstante, también apuntó que esperaban no tener que llegar a ese extremo y que se saque adelante en septiembre. "El problema es que se ha retrasado la construcción del colegio. Había que firmar un convenio por parte de la consejería, el Ayuntamiento y Aramón, pero el día 20 no se aprobó en Consejo de Gobierno porque faltaba el informe de intervención. Ahora, hay que esperar a septiembre", detalló ayer Urieta.

No obstante, el alcalde de Sallent denuncia también que el convenio "ha sufrido modificaciones de acuerdo a las necesidades de la Administración". Aunque en un principio estaba previsto que lo construyera Aramón, ahora será la consejería de Educación la que lo financie.

En estos momentos, 101 niños acuden a una escuela de viejas instalaciones que se estrenó en el año 1964. Según expone el alcalde de Sallent, ya se ha retrasado en varias ocasiones y, de hecho, estaba previsto que las obras comenzaran esta pasada primavera.

4.100 pisos y 3.500 camas

El desarrollo urbanístico que se recoge en el convenio entre el Ayuntamiento de Sallent y Aramón, firmado en 2008, está previsto para la zona de Articalengua-Las Bozosas, una superficie de unas 48 hectáreas entre las 30 urbanizables y las zonas verdes. Esta parte se sitúa junto a la de Estacho-Lanuza, que ha comenzado a desarrollar la sociedad municipal Sallent 2025, donde está previsto que en los próximos tres años se levanten 600 apartamentos (60 de protección oficial) y 1.700 plazas hoteleras.

Entre los nuevos desarrollos y lo que ya está concluido, Formigal tendrá unos 4.000 apartamentos y 3.500 camas. En la parte municipal, en unos días comenzarán las obras de urbanización, y se espera que en tres años estén acabadas las viviendas.

Por otro lado, el Ayuntamiento ya aprobó inicialmente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que contempla este desarrollo. Ahora, está pendiente de recibir el visto bueno del Gobierno de Aragón y del Inaga. Pero el alcalde confía en que el convenio del colegio llegue antes que la aprobación definitiva.

Etiquetas