Despliega el menú
Huesca

MÚSICA

Fin de fiesta muy especial en Pirineos Sur con tango, salsa y lucha libre mexicana

El Festival Internacional de las Culturas cerró ayer su 19ª edición, marcada por la calidad del programa y los proyectos de cooperación.

Exhibición de tango de Cristina Sosa y Daniel Nacucchio.
Fin de fiesta muy especial en Pirineos Sur con tango, salsa y lucha libre mexicana
PILAR HURTADO

Pirineos Sur clausuró ayer su decimonovena edición, después de 18 días consecutivos de incesante actividad cultural. La normalidad con la que se ha desarrollado el festival, la calidad de la programación y la buena asistencia de público son los ejes sobre los que ha girado la fiesta.

Tango, salsa y lucha libre mexicana fueron los elementos elegidos para concluir una edición dedicada a los países de América Latina que conmemoran el Bicentenario del inicio de sus procesos de independencia. Argentina, Chile, Colombia, México y Venezuela han estado mas presente que nunca en el Valle de Tena.

Tres platos muy especiales en la fiesta de clausura. A las 18,30 exhibición de tango a cargo de Cristina Sosa y Daniel Nacucchio campeones del mundo de Tango en el 2008. Tres tangos y una milonga para mostrar el mejor baile porteño ejecutado con elegancia y maestría.

Y tras la delicadeza de los danzantes, el combate entre dos campeones de mundiales en diferentes modalidades de lucha: Sangre Azteca contra El Hijo del Fantasma. Combate fraticida a dos asaltos para demostrar el arte, talento y teatralidad de dos magníficos actores que divirtieron, sorprendieron y dejaron al respetable con la ganas de más caídas.

La tarde concluyó con una descarga de Bloque 53, formación latina residente en Barcelona que realizó un repaso por las músicas bailables del continente americano para deleite de los asistentes.

Antes del último concierto nocturno de Lanuza, del sábado, la organización dio a conocer unos resultados que demostraron que Pirineos Sur sigue siendo un festival de referencia, al que acude un público variado y amplio y "cuya programación destaca por la calidad y por la apuesta decidida de descubrir al gran público una cultura y una visión de la música al margen de las ofertas de los grandes circuitos comerciales", señalaron sus responsables.

Buenos resultados

Este año, a pesar de las dificultades, como la crisis o la coincidencia con el mundial de fútbol, los resultados "ha sido satisfactorios", afirmaron los organizadores. El cómputo total de asistentes se acercará al de anteriores ediciones, que rondaba las 50.000 personas. El descenso registrado en los conciertos de Lanuza, escenario principal del festival, ha sido del 14%.

Para los responsables del festival, los datos, "son muy positivos, ya que aunque no vamos a llegar a esos 50.000, no es un descenso acusado", apuntó ayer el director del festival, Luis Calvo. "La asistencia a Lanuza ha sido buena, en general, pero nos ha faltado algún día de tener 4.000 espectadores", añadió. En el caso de los conciertos de Sallent de Gállego los resultados han sido más sobresalientes, logrando casi todas las noches llenar el espacio.

A esos públicos, según Calvo, hay que añadir el que acude al resto de actividades de Pirineos Sur: la exposición, los talleres, los pasacalles, cuentacuentos, actividades infantiles, conciertos para público familiar, el Espacio Intermón Oxfam y los Mercados del Mundo. "Estas propuestas logran atraer hasta Sallent a un público muy variado que cada año respalda más esta programación", dijo.

La calidad del programa

Además de las cifras, los organizadores destacaron la calidad del programa de esta edición, que ha contado con grupos poco conocidos que sorprendieron al público con su buen hacer, como La Mojarra Eléctrica, Adanoswky, La-33. También señalaron las formaciones y solistas que han demostrado que son "grandes de la música", como Totó, Inti-Illimani Histórico o Toumani Diabaté, y producciones del festival a través de proyectos de cooperación que convencieron a público y crítica.

"Tenemos una satisfacción absoluta de cómo han funcionado las producciones de estos proyectos, sobre todo por lo que aportan a los países con los que trabajamos", apuntó Luis Calvo. En ese sentido, hay que destacar que el proyecto de Alejandro Monserrat y Al-Baïda ha iniciado ya una gira, con diversas actuaciones, apenas una semana después de su estreno en España.

El director explicó Pirineos Sur ya está iniciando el trabajo en los proyectos de cooperación del próximo año, e el que el festival celebrará su 20 aniversario.

Etiquetas