Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EMPRESAS

Los empresarios captan los primeros signos de recuperación económica tras dos años de caída

Los principales lastres, según Cámara y CEOS, son el parón inversor y el balance negativo de las ventas nacionales. El Índice de Confianza Empresarial se sitúa en -29,3, lo que supone una mejoría de 1,5 puntos respecto a 2009.

Salvador Cored (CEOS) y Ricardo Oliván (Cámara) presentaron el índice de confianza empresarial.
Los empresarios captan los primeros signos de recuperación económica tras dos años de caída
R. GOBANTES

El balance económico de los seis primeros meses y, sobre todo, las expectativas sobre el segundo semestre han generado un ligero repunte en la confianza de los empresarios de la provincia de Huesca. Aunque la valoración global aún es negativa, tanto la Cámara de Comercio e Industria como la Confederación Empresarial Oscense ven, por fin, los primeros "brotes verdes" de recuperación económica después de que el Índice de Confianza Empresarial (ICE) cayera en picado 40 puntos en los dos años anteriores.

Así lo aseguraron ayer los secretarios generales de ambas organizaciones, Ricardo Oliván y Salvador Cored, que presentaron los resultados del ICE, basados en una encuesta telefónica de 10 indicadores realizada en mayo a 400 empresas altoaragonesas representativas de los sectores de comercio, metal, turismo, agricultura, transporte, construcción y pan.

El Índice de Confianza Empresarial se sitúa en -29,3 puntos y aunque es un valor negativo en términos absolutos, supone una mejora de 1,5 puntos respecto al mismo índice de 2009, "lo cual es un punto para la esperanza porque nos indica que hay una cierta mejora de la confianza", subrayaron desde la Cámara y la CEOS, que se mostraron esperanzadas en que "sea el inicio de la senda de la recuperación económica después del importante bajón que sufrimos en 2008 y 2009, aunque eso no depende tanto de cuestiones internas de las empresas, como del entorno financiero y político".

Para ambas organizaciones empresariales, la principal causa de que el ICE siga presentando valores tan negativos radica en el parón inversor de las empresas, tanto en maquinaria e instalaciones como en nuevas tecnologías. Y es que de las 400 consultas realizadas, el 75% aseguró no haber invertido ni un euro en el primer semestre y, lo que es más llamativo, casi el 90% manifestó su intención de no hacerlo tampoco en la segunda mitad del año. "Las empresas no invierten porque las expectativas no son buenas, pero también porque el acceso a créditos es difícil, lo cual paraliza la actividad económica", señalaron.

Las exportaciones, en alza

Y la segunda causa se encuentra en el balance de ventas, sobre todo de ámbito nacional, ya que más de la mitad de los encuestados afirmó que han disminuido en los primeros seis meses y solo el 11,8% cree que aumentarán en el segundo semestre del año. Afortunadamente, este mal dato se compensa con las exportaciones, que marcan una tendencia alcista ya que el 25% de las empresas las han aumentado desde enero y otro 24% espera incrementarlas también de aquí a final de año.

La explicación es que "las empresas, ante la escasez de demanda interna, han optado por buscar mercados fuera de nuestras fronteras, sobre todo en países donde la crisis se ha superado antes o no la han padecido tanto", indicaron.

Así, además de las ventas internacionales, el repunte de la confianza se apoya también en la previsión de precios de los productos (el 88,4% cree que se mantendrán en este último trimestre), en los costes de las materias primas (el 24% dice que han bajado en el primer semestre y solo el 27% opina que aumentarán hasta final de año), en los costes de financiación (más del 80% afirma que se han mantenido y que la tendencia continuará igual), en las reclamaciones de los clientes (solo el 7,3% señala que aumentarán) y en el coste en publicidad (más del 93% la mantendrán o incrementarán).

Etiquetas