Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

CONCURSO VOLUNTARIO DE ACREEDORES

La indemnización por despidos en Luna podría superar los seis millones de euros

Los sindicatos creen que tendrá que responder el Fogasa, pero no renuncian a investigar si existen sociedades paralelas. Los trabajadores celebran hoy una asamblea informativa.

Los 200 trabajadores de Luna Equipos Industriales analizarán esta tarde en asamblea (a las 19.00 en Cruz Blanca) su futuro inmediato, tras el cierre anunciado de las fábricas de Huesca y Almudévar. Para ellos se abre un largo periodo de incertidumbre, ya que, con la presentación del concurso voluntario de acreedores cualquier decisión queda en manos del juez, incluida la extinción de los contratos. "Temen estar varios meses sin cobrar hasta que se resuleva el concurso", comentó ayer el presidente del comité de empresa, Vicente Ferrer.

La plantilla es precisamente uno de los principales acreedores de la compañía, junto con la Tesorería General de la Seguridad Social y la Agencia tributaria. Solo en concepto de indemnizaciones por despido tendría que afrontar un montante cercano a los 6 millones de euros, según cálculos del sindicato UGT. La dirección ya ha dejado claro que ve "difícil" poder asumir esta cantidad teniendo en cuenta la antigüedad de la plantilla (casi 70 empleados tienen más de 55 años y muchos llevan 30 años en la empresa) y que solo cuenta con "los medios productivos y la maquinaria". Las naves industriales y los terrenos son propiedad de Campo Redondo Valdegarcen, sociedad vinculada a la familia Luna a la que la empresa de grúas paga un alquiler.

Los sindicatos coinciden en que tendrá que ser el Fondo de Garantía Salarial el que asuma las indemnizaciones, lo que las limita a un máximo de 20 días por año trabajado con un tope de una anualidad. Sin embargo, los representantes sindicales no renuncian a investigar posibles vinculaciones de Luna Equipos Industriales con otras compañías solventes. Luna forma parte de un grupo empresarial al que también pertenece Talleres Gruyma, ya que Luna Central de Compras fue liquidada el año pasado.

Luis Tejedor, responsable de la Federación del Metal de UGT Aragón, dice que el juez tendrá que resolver las posibles responsabilidades subsidiarias. Anunció que los servicios jurídicos del sindicato indagarán a fondo porque "no debe quedar nada sin explorar y sin investigar".

Los asesores legales de Luna aseguran que la empresa de grúas y la propietaria de los terrenos son sociedades independientes, aunque existan vinculos familiares. En 2005, la Seguridad Social pudo demostrar la vinculación ya que embargó y decretó la venta en subasta de 51 fincas rústicas de Campo Redondo para afrontar las deudas de la industria. Finalmente la subasta se suspendió y hubo un acuerdo. Sin embargo, fuentes sindicales advirtieron que en los últimos años se han producido cambios societarios.

Por otra parte, el cierre de la principal industria de Huesca se analizará hoy en una reunión extraordinaria del Consejo Sectorial de Desarrollo, un órgano de participación en el que están representados los agentes sociales y los grupos municipales. El objetivo es ver qué medidas puede llevar a cabo la administración local, sobre todo pensando en los trabajadores que se quedan en la calle. "La prioridad y la preocupación fundamental es la situación en la que quedan los 200 trabajadores y las 200 familias", declaró el alcalde en funciones, Luis Felipe.

Etiquetas