Despliega el menú
Huesca

TURISMO

El castillo de Loarre celebrará este año un 10% más de bodas que en 2009

Casarse en el recinto de la fortaleza cuesta alrededor de 200 euros a cada pareja.

La fortaleza comienza a ser popular entre las parejas.
El castillo de Loarre celebrará este año un 10% más de bodas que en 2009
RAFAEL GOBANTES

La crisis continúa, pero también el amor y el gusto de las parejas por buscar un enclave especial para el día de su boda. Así, el castillo de Loarre, la fortaleza más emblemática de la provincia de Huesca, habrá recibido al finalizar este año a un total de 14 parejas, una cifra que supone un 10% más con respecto al año pasado. "Los novios cada vez se muestran más interesados, especialmente por los meses de primavera y verano y hasta finales de septiembre; el resto del año, se trata de una zona en la que el tiempo no acompaña mucho", comenta Lorena Laguna, en representación de la empresa Loarre Turismo Activo.

Las parejas deben saber, ante todo, que la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón -desde donde se autoriza la celebración del sacramento o de la ceremonia civil y se marcan las pautas del mismo- se da preferencia a los visitantes, por lo que no será difícil que tanto contrayentes como invitados puedan coincidir con un grupo de excursionistas. De la misma forma, el margen de horario para llevar a cabo la ceremonia se limita al horario de apertura al público de la fortaleza. "También dependerá, para la elección de la fecha, que no esté prevista la celebración de algún acto oficial", explica Laguna. El tipo de rito que elija la pareja no debe durar más de una hora y se pide a contrayentes, familiares y amigos que sean respetuosos con el monumento. De esta forma, queda prohibido el lanzamiento de arroz, confetti o fuegos artificiales, tanto en el interior como en el exterior del edificio.

En protección del edificio

También se les pide que no se excedan a la hora de decorar la capilla con flores. "Si se ponen por el suelo, pueden llegar a manchar la piedra; también conviene así evitar colgar este tipo de ornamentación de las paredes, con el fin de que el edificio no se deteriore", asegura la portavoz de la empresa.

El histórico inmueble no cuenta, por otra parte, con corriente eléctrica, por lo cual es la propia empresa la que pone a disposición de la pareja el equipo de iluminación necesario, además de bancos, alfombras y el resto de material "básico e imprescindible", en palabras de Lalaguna para este tipo de celebraciones. Todo ello asciende a unos 90 ó 100 euros, a los que hay que sumar el canon que impone Patrimonio y que suma otros 100 euros para un aforo de más de un centenar de invitados, que se transforman en 150, cuando éstos suman así, más de dicha cantidad. Aparte, se debe depositar una fianza de 300 euros que se devolverá si no se produzcan desperfectos.

Etiquetas