Despliega el menú
Huesca

OPOSICIONES

"Saqué un 9,72 en la oposición anterior, pero me quedé sin plaza porque no era interino"

Dos mil opositores se habían inscrito en las pruebas para 120 plazas de profesor de instituto que se celebraron ayer en Huesca.

El tribunal llamaba a los opositores para acceder al examen.
"Saqué un 9,72 en la oposición anterior, pero me quedé sin plaza porque no era interino"
JAVIER BLASCO

 No importaba si eran de ciencias o de letras. Quien más quien menos ya había hecho sus cálculos de probabilidad para saber qué posibilidades tenía de conseguir una plaza de profesor de Secundaria y Formación Profesional en las oposiciones que se celebraron ayer a las 16.00 en todo Aragón. En Huesca, se convocaron los exámenes de nueve especialidades repartidos en seis institutos. Las más demandadas fueron Inglés, con 532 para 45 plazas; y Educación Física, 451 para 20 puestos. En el conjunto de Aragón, había inscritos 6.800 opositores.

Nervios y tranquilidad por igual a las puertas de los institutos en los que se celebraron las pruebas en función de las posibilidades de aprobar. Lo que todos tenían claro es que sin los puntos que dan los años de experiencia como interino, es imposible aprobar. Lo sabe muy bien el turolense Paco Argilés, que aspiraba a conseguir un puesto de profesor de Dibujo, especialidad de la que se examinó en el IES Lucas Mallada de Huesca. "Saqué un 9,72 en la oposición anterior y me quedé sin plaza porque no había trabajado antes", apuntó. El último que consiguió ese puesto fijo -que es a lo que aspiran todos- era el anterior en la lista. A Carolina Gayán le pasó algo similar, con un 9,3, tampoco logró la plaza de Dibujo. De hecho, Elisa Muñoz estima que con sus cuatro años de experiencia como interina necesita obtener un 9,5 en el examen de ayer.

De hecho, está comprobado que puedes sacar un 10 en el examen y quedarte sin plaza frente a otro opositor con un día trabajado y con peor nota. Es el ejemplo que ponía el zaragozano David Lobez, que es la segunda vez que se presenta a la oposición de Inglés. En esa ocasión consiguió un resultado que le permitió trabajar como interino, por lo que ahora ya tiene más de un curso de experiencia. "Me importa la nota, pero creo que tendré más posibilidades en la siguiente oposición", comenta.

De esta especialidad se han convocado 45 plazas para este año, una cifra nada despreciable en comparación con otras. No obstante, también fue la que más inscritos tenía de las que se examinaban en Huesca. Por tanto, desde antes de las 15.00 de ayer, las puertas del instituto Sierra de Guara estaban llenas de gente que deambulaba de un lado para otro para repasar los apuntes o simplemente para entretener el tiempo de espera.

En los bancos de la entrada hablaban de la oposición Pilar Sanz, de Zaragoza, y Noelia Rojo, de Utrillas. La primera se había preparado bien el examen y, con los años de trabajo, creía que tenía opciones. Por su parte, Noelia estaba tranquila porque ya tiene su puesto fijo en Magisterio.

De otras comunidades

Nunca ha sido interina en Aragón pero estaba dispuesta a, por lo menos, entrar en la lista y venir a trabajar a la Comunidad. La asturiana Sonsoles Fernández, que se presentaba por Inglés, vino en autobús desde su tierra con otros tres o cuatro opositores más dispuestos a conseguir un puesto de profesor de Educación Física, cuyas pruebas tuvieron lugar en el IES Ramón y Cajal. En el Lucas Mallada, donde se examinaban de Dibujo y Latín, también había opositores de otras Comunidades. José Carlos Ibarrola llegó desde Vitoria para optar a una plaza de Dibujo; y Mercedes Sánchez, que ya trabaja en un centro privado en Madrid, opositaba a una de las 6 plazas de Latín para las que se inscribieron 83. Las pruebas continuarán la próxima semana.

Etiquetas