Despliega el menú
Huesca

Helguera, dos años más

El cántabro firmó su renovación en las oficinas del club en una reunión celérica.

Luis Helguera seguirá dos años más defendiendo el escudo del Huesca. Si el fútbol está lleno de récord el de la firma del cántabro igual tiene un sitio en el libro de los Guiness. La reunión tardó un minuto y medio. Las dos partes estaban de acuerdo en todo, por lo que no fue necesaria negociación alguna. "La verdad es que no había mucho de qué hablar; yo quería quedarme, ellos también y todos lo hemos puesto fácil", indicó Helguera. Seriedad, humildad y el objetivo de llegar cuanto antes a los 50 puntos son los pilares de la filosofía del club azulgrana en las dos anteriores temporadas y no cambiará respecto a la próxima. Bien lo sabe el jugador que ayer tarde salió rumbo a Zaragoza para coger a la familia y descansar en su Santander natal.

La jerarquía de Helguera sobre el campo es uno de los principales activos del club. Su fichaje hace dos temporadas procedente de Italia sirvió para consolidar el ilusionante proyecto que ha conseguido hacerse un nombre en el segundo escalón del fútbol español. Y esto son valores a tener en cuenta. Luis Helguera tiene perfectamente asumido el discurso de los rectores del Huesca: "Dentro de la humildad del club y de la ciudad, tenemos que hacer bien las cosas para mantener la categoría y luego ver qué pasa".

Una vez más, la Segunda ha vuelto a desmontar proyectos basados en grandes presupuestos que al final se cayeron como castillos de naipes. El Murcia es uno de los ejemplos más claros. Construido para ascender a Primera, el próximo año estará en Segunda B.

Con una dilatada experiencia en sus piernas, y a sus 33 años, Helguera afronta el reto de ser otra vez uno de los jefes del Huesca sobre el campo y recalca la urgencia de que el equipo alcance los 50 puntos "lo antes posible, porque hay equipos que salen para salvarse y luego terminan arriba caso del Cartagena, Elche o Villarreal B. Y luego hay equipos para subir, como el Albacete, el Murcia, el Castellón que se encuentran abajo o descienden".

La seriedad del Huesca en un mundo donde la crisis económica es endémica también sirve para que el club azulgrana sea un buen lugar para recalar. "Está claro que la fuerza del Huesca es esa. Se trata de un club serio, que afronta con lo que se compromete y al día. Y esto, los jugadores le dan mucho valor y para mi también ha sido importante en mi decisión. En otro sitio igual me daban más, pero no tiene las garantías que hay aquí. Y eso seguro que influye en los jugadores".

Etiquetas