Despliega el menú
Huesca

ciloturismo

Cambios en la Peña Edelweis

ciloturismo Roberto Iglesias y los ocho miembros de la directiva muestran su disposición a dejar paso a otros socios, tal como anunciaron hace dos años cuando dijeron que su periodo de gobierno duraría hasta la celebración de la XX edición de la Quebrantahuesos.

Roberto Iglesias en el sorteo de este año de la clásica cicloturista.
Cambios en la Peña Edelweis
LAURA ZAMBORAíN

Hoy por hoy, mis sensaciones y mis sentimientos son de dejar la presidencia de la Peña Edelweis". El entrecomillado pertenece a Roberto Iglesias y es extensivo al núcleo duro del club que tiene en la cicloturista Quebrantahuesos la bandera de Sabiñánigo al mundo. Ese núcleo duro se extiende a las ocho personas que conforman la junta directiva de la Peña y parte de las 40 personas que en un segundo escalón hacen posible una cicloturista que moviliza a más de 8.000 ciclistas y 1.000 voluntarios en junio. No obstante, la última palabra se dictará en la asamblea que los socios de la Edelweiss celebrarán en la primera quincena de septiembre y en ningún caso responde a una decisión tomada a bote pronto o fruto de un calentón. Muy al contrario, precisa Iglesias, es una decisión meditada, que se gestó "hace dos años, cuando entonces dijimos que al cumplir la XX edición de la Quebrantahuesos daríamos paso a otros".

De lo que no habrá en ningún caso será un vacío organizativo o de gestión. Es más, la actual directiva ya se presta a ayudar a la que la sustituya si así lo considera necesario. En relación directa a la Quebrantahuesos, no puede ser más claro: "Hemos creado una hija que nos ha costado mucho esfuerzo y ahora es Miss Mundo. No sería lógico dejarla sola". La salida, por tanto, no puede ser automática porque antes hay que cerrar la cicloturista recién terminada. Y si algo deja claro Roberto Iglesias es que hay relevo a su gestión que le ha llevado a presidir la Peña durante los últimos quince años. "Hay un grupo de socios que manifiestan su disposición para seguir adelante, y mejor no se puede poner la situación", subraya Iglesias.

Roberto Iglesia saca orgullo de lo que es hoy la cicloturista por excelencia de las que se organizan en España y una de las más importantes del mundo, incluida en el calendario UCI golden bike.

Apuesta porque la prueba siga en manos de los socios -unos 300- y afirma que empresas como Unipublic estarían dispuestas a ser los encargados de organizar la prueba. Realmente, la Quebrantahuesos es un caramelo goloso por todo lo que mueve. A este respecto responde con un taxativo "no" cuando se le pregunta por el posible interés que se esconda a privatizar la prueba. "También digo que si tiene que entrar entrará, porque los acontecimientos superan a las personas. La junta directiva actual ha creado una gran prueba y ahora es fácil hacer cosas como subir el precio de la inscripción u otras cosas. Dejamos la prueba como si fuera un tren a toda velocidad, y con mucha presencia social y en los medios. Está claro que sea quien sea el que se ponga al frente sabe que tiene garantizado páginas en la Prensa".

La posible salida de la actual directiva de la Peña Edelweiss, insistió Iglesias, no puede ser en ningún caso una "sorpresa para nadie, ni entendida como una pataleta, aunque pueda haber alguna cuestión menor que no se haya sabido digerir". En este aspecto, el presidente de la Peña Edelweiss matiza sin entrar en detalles que "hay sensaciones que no he digerido cosas, que en otras circunstancias y mucho más complicadas, sí que he digerido".

La asamblea de socios de la Peña Edelweiss de septiembre será la que decida de qué forma se procede al cambio de directiva si finalmente la actual cesa en el cargo. Se trata de mandatos de cuatro años y en los últimos mandatos no ha hecho falta votaciones en urnas ya que no fue necesario. "Todo aquél que quería entrar en la junta directiva lo hizo, y hubo quien se fue y volvió a entrar", explica Iglesias.

Una de las particularidades de la Edelweiss es que desde hace año y medio están congeladas las solicitudes de alta en la entidad. La razón es que todo socio tiene el privilegio de tener una plaza asignada para la Quebrantahuesos más una invitación. Si lo dejarán abierto, "estaríamos en los 15.000 y la gestión fuera de Sabiñánigo".

Etiquetas