Despliega el menú
Huesca

CONFLICTO POR LOS BIENES

Milián: "Creo que el Vaticano va a actuar para que devuelvan los bienes"

El obispo de Barbastro-Monzón asegura tras su reciente viaje a Roma para informar sobre el litigio a sus superiores que "hay preocupación"Sostiene que también deben desaparecer los "obstáculos políticos".

En el Vaticano están preocupados por el interminable litigio de los 112 bienes sacros que enfrenta a las diócesis de Lérida y Barbastro-Monzón, y por eso no se descarta una próxima intervención de las más altas instancias de la Iglesia para poner fin a esta incómoda situación. Así lo manifestó ayer en Huesca el obispo barbastrense, Alfonso Milián, que hace cinco días regresó de Roma, adonde acudió, por segunda vez este año, para informar a sus superiores de las últimas novedades en torno al conflicto por la negativa de Lérida a entregar las obras procedentes de parroquias aragonesas que se encuentran retenidas en su Museo Diocesano y Comarcal.

Milián explicó que su visita a la Santa Sede, que duró tres días, estuvo motivada, al igual que en otras ocasiones anteriores, por la "obligación" que siente de "informar a quienes tienen que conocer y decidir sobre este tema que nos lleva tanto tiempo de que lo que se dice (en Lérida) no responde a los documentos que tenemos y a la verdad". En esta ocasión, añadió el prelado, "vi que concurrían muchas circunstancias para que yo fuera a presentar un informe". Para ello, durante su estancia tuvo oportunidad de entrevistarse con el cardenal Re, prefecto de la Congregación para los Obispos, con otro purpurado y con la Secretaría de Estado.

Aunque ayer no quiso dar ningún detalle sobre el contenido de esas reuniones, "porque debo ser discreto", recordó, el obispo barbastrense sí reconoció que en la sede vaticana "hay una preocupación" por este asunto, y se mostró satisfecho con el resultado de las gestiones que ha realizado allí. En este sentido, llegó a afirmar: "Creo que se va a hacer alguna cosa". "A lo mejor no es todo lo que visto desde aquí habría que hacer -matizó-, pero cuando vas allí también te explican y te hacen ver cosas que desde aquí no se perciben y que son importantes y hay que tenerlas en cuenta".

En todo caso, dejó claro que debe ser la Secretaría de Estado la que decida qué medidas toma para lograr el cumplimiento de los sucesivos decretos -el último data de 2005 y fue confirmado en 2007 por el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica-, que siempre han sido favorables a los intereses aragoneses, al dictaminar que el legítimo propietario de las obras es el obispado de Barbastro-Monzón y que estas se encuentran en Lérida a título de depósito, por lo que la diócesis catalana debía devolverlas "en el plazo de 30 días".

"El poder civil no puede actuar"

Tras las últimas gestiones realizadas, Milián se mostró "esperanzado de cara a los pasos que tenemos que ir dando". No obstante, recordó que "allí (en Roma) ya se han dictado todos los decretos", "Lo que hace falta es hacer cumplir eso y que los otros obstáculos que se ponen a nivel político desaparezcan". "Además -añadió- no tienen fundamento porque el poder civil no puede intervenir sobre los bienes eclesiásticos y el propietario puede tenerlos donde quiera". En cuanto a la imposibilidad de disgregar la colección de las más de 1.800 obras de arte que almacena el Museo de Lérida y que argumenta la Generalitat para denegar la entrega, el obispo comentó que "parte de ella puede estar aquí y parte allá".

Alfonso Milián tampoco quiso desvelar ayer en Huesca, donde acudió para presidir una misa en la parroquia de María Auxiliadora, si en sus conversaciones con los altos cargos vaticanos se había hablado de la carta que su homólogo ilerdense, Joan Piris, dirigió recientemente a todos los obispos, arzobispos y cardenales españoles para tratar de justificar su desobediencia a las órdenes de la Santa Sede. Cabe recordar que en febrero del pasado año, la Secretaría de Estado ya le exigió que retirara las piezas del museo y que saliera del consorcio que lo gestiona y se querellase contra el resto de instituciones que lo integran si bloqueaban la entrega.

El prelado barbastrense sí confirmó que tras envío de la misiva de Piris todavía no ha hablado con él, "pero quizás nos veamos pronto", anunció.

Según reveló ayer Milián, esta no es la primera vez que viaja a Roma este año para dar cuenta de la situación real del litigio, ya que el pasado mes de febrero también visitó la Santa Sede con este fin.

Etiquetas