Despliega el menú
Huesca

TRIBUNALES

El fiscal pide 15 años de prisión para el atracador del hotel Montearagón

El presunto autor, Rufino R. P., de 50 años, lleva tres años en la cárcel por acuchillar en el cuello al conserje del establecimiento.

La Fiscalía Provincial de Huesca pide 14 años y 11 meses de prisión para el presunto autor del atraco del hotel Montearagón de la capital oscense, que hirió de gravedad con una cuchillada en el cuello al conserje del establecimiento en abril de 2007 tras conseguir un botín de 1.980 euros. Además, se solicita que indemnice económicamente a la víctima por las lesiones y las secuelas ocasionadas.

El acusado Rufino R. P., nacido en Utrera (Sevilla) en 1960, fue detenido días después como presunto autor del atraco y, tras pasar disposición judicial, ingresó en la cárcel. En abril del pasado año, la medida de prisión provisional se amplió dos años más a petición de la acusación particular y del fiscal. El juez estimó en ese momento que existían "indicios racionales" de que fuera el autor.

Según el escrito fiscal, el presunto autor entró en el establecimiento el 25 de abril de 2007 a las 3.00 y abordó por la espalda al conserje mientras le ponía una tela (una servilleta del propio hotel) alrededor del cuello de la que tiraba. Mientras tanto, lo amenazaba con un cuchillo en el mismo lugar. El Ministerio Fiscal recoge que cuando lo agarraba con la tela le decía: "El dinero, el dinero, ¿dónde está el dinero? Dame el dinero que tengas".

Ante esta situación, el conserje se ofreció a entregarle el dinero y se digirió a la caja fuerte del establecimiento. Mientras el atracador cogía todo lo que había y lo introducía en la bolsa que llevaba, le espetó: "¿Esto es todo lo que hay?" Una vez cogió el botín, "con ánimo de acabar en su vida, le clavó el cuchillo en la garganta con un mecanismo de degüello. Entonces, y mientras abandonaba el hotel le dijo: "¿Y ahora qué? ¿Vas a llamar a la policía?", recoge el escrito fiscal.

Las lesiones que sufrió el conserje fueron de tal magnitud "que de no ser atendidas urgentemente hubieran provocado su muerte". De hecho, salvó su vida gracias al auxilio inmediato de varios guardias civiles de montaña que se alojaban en el hotel. La agresión le provocó una herida de 14 centímetros con afección yugular así como otra en la mano y en el plexo branquial derecho que tardó en curar 315 días, 4 de ellos con ingreso hospitalario. Pasó casi un año hasta que pudo a trabajar y padece secuelas como la limitación de la movilidad de la columna cervical o del cuello, parálisis de un nervio o trastorno postraumático, entre otras afecciones.

Por estos hechos, la fiscalía lo acusa de un delito de robo con violencia por el que solicita una pena de cinco años de prisión e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Por otro lado, pide una pena de 9 años y 11 meses de prisión, inhabilitación absoluta y pago de costas, por de delito de homicidio en tentativa.

Al mismo tiempo, el Ministerio Fiscal pide que el acusado indemnice al conserje con casi 17.000 euros por las lesiones así como a casi 49.000 por las secuelas de la agresión. Por otro lado, tendrá que devolver la cantidad robada, 1.980 euros, a los propietarios del hotel.

Etiquetas