Despliega el menú
Huesca

BARBASTRO

Las fiestas de San Ramón se despiden con música, deporte y una procesión

Barbastro honró ayer a su patrón en el día grande de unos festejos muy concurridos.

El dragón Belaín fue el encargado de encender la hoguera madre junto a la ermita de San Ramón.
Las fiestas de San Ramón se despiden con música, deporte y una procesión
J. L. PANO

Barbastro despidió ayer las fiestas de su patrón y el de la diócesis, San Ramón obispo, con la celebración de actos litúrgicos, deportivos y musicales. El día grande comenzó temprano con la tradicional procesión en la que se portó la reliquia del brazo del segundo obispo de la diócesis desde la Casa Amparo hasta la ermita donde se celebró la misa cantada por el grupo Tradiciones y se bendijeron los roscones. A su término, tuvo lugar la asamblea general de la cofradía de San Ramón, formada por más de un centenar de personas.

Los actos religiosos continuaron al mediodía con la misa en la catedral cantada por la Coral Barbastrense, a la que asistieron miembros de la corporación municipal y las damas.

En el aspecto deportivo, durante la mañana de ayer se disputaron las semifinales y finales del XVI Torneo de Tenis 'Ciudad de Barbastro' en el Club de Tenis.

Por la tarde llegarían las actuaciones musicales, primero del grupo zaragozano B Vocal en el Centro de Congresos y posteriormente, de los alumnos de la Escuela Municipal de Música, que ofrecieron una audición en la plaza del Mercado.

La noche previa tuvo lugar el acto más tradicional y popular de estos festejos, la quema de hogueras en varias partes de la ciudad. Once fogatas de los barrios, calles y asociaciones prendieron a partir de las diez de la noche, una vez que el dragón Belaín encendió la hoguera madre en la ermita de San Ramón, desde donde la tradición cuenta que el santo se despidió de su diócesis llorando, al ser expulsado por las tropas del obispo de Huesca en el siglo XI.

Tras la quema de la hoguera de San Ramón, el grupo Tradiciones bailó en torno al fuego al son de las melodías de los Gaiters D'o Semontano, mientras los asistentes degustaban longaniza y vino. Además, los barrios organizaron cenas populares junto a sus hogueras.

Para el concejal de Fiestas, Iván Carpi, estos han sido unos festejos muy concurridos y con buena participación de los ciudadanos. Carpi destacó como actos más populares el II festival de música joven San Ramón Suena o la I Fiesta de la Trucha, que podría convertirse en un elemento más para realzar las fiestas menores de la capital del Somontano.

Etiquetas