Despliega el menú
Huesca

EN LA PLAZA DEL JUSTICIA

Otro susto en el centro de Huesca por un incendio en la cocina de una vivienda

El piso estaba en la última planta del edificio y no fue necesario el desalojo.

El centro de Huesca fue escenario ayer por la tarde de un nuevo incendio. El suceso ocurrió a las 18.30 en una vivienda del tercer piso del número 8 de la calle de Conde de Aranda, junto a la plaza del Justicia. El fuego comenzó en la cocina por causas que se todavía se desconocen y se propagó a una galería que da al exterior del edificio. Afortunadamente, las llamas no llegaron al resto de la vivienda, que sí quedó afectada por el humo. El inmueble está en la última planta del edificio, por lo que no fue necesario desalojar a ningún vecino.

Según informaron desde el Ayuntamiento de Huesca, al resto de residentes les comunicó lo que pasaba y se les recomendó que permanecieran en el interior de sus viviendas durante la intervención de los bomberos. El incendio tampoco afectó a las zonas comunes del inmueble.

Por otra parte, los vecinos de la plaza de Cervantes que el sábado por la mañana fueron desalojados de sus casas por el incendio ocurrido en el bar El Puerto recuperaban ayer la tranquilidad sin olvidar el susto. Mª Luisa Calví, como el resto de los residentes, pudo dormir en su casa el sábado. Ella, como vive en la cuarta y última planta apenas notó el olor a humo, más pronunciado en los pisos de menor altura.

Auxiliadora Jaime, otra vecina, le enseñó a sus familiares cómo había quedado la terraza del bar tras el fuego. "Ayer (sábado) por la tarde nos dijeron que habían revisado el cuarto de calderas y que todo estaba bien", apuntó.

La posibilidad de que las llamas, que empezaron en la cocina de El Puerto, alcanzaran las conducciones de gas obligó el sábado a acordonar la plaza una hora. Ayer, el bar, que regenta un matrimonio de China, seguía cerrado.

El viento

Los Bomberos de la Hoya cerraron anoche una calle en Gurrea de Gállego ante el riesgo de que cayera un poste del tendido eléctrico que hace unos días fue golpeado por un camión. El poste estaba quebrado y podía precipitarse con el viento. Según explicaron los bomberos, se avisó a la compañía eléctrica, a la que corresponde tirar y sustituir el madero.

Por otra parte, efectivos del parque de Huesca retiraron el sábado por la tarde una cristalera del antiguo Banco de España que podía desprenderse por el aire. También retiraron unos cristales que se habían fracturado al portearse una ventana en la Subdelegación de Gobierno y que podían caer a la vía pública. En la calle de Pío XII, los bomberos tuvieron que coger una plancha metálica de aislante térmico que se había desprendido de un edificio y que estaba en la copa de un árbol con riesgo de caer a la calle.

Etiquetas