Despliega el menú
Huesca

SIMULACRO

Avalancha (ficticia) en el Alcoraz al explotar dos bengalas en la grada de los ultras

Los servicios de emergencias evacuaron a una embarazada.
Avalancha (ficticia) en el Alcoraz al explotar dos bengalas en la grada de los ultras
JAVIER BLASCO

La SD Huesca se juega en casa un partido vital para evitar el descenso a Segunda B. La afición corea el himno que suena por la megafonía y un grupo de radicales ubicados en la tribuna superior comienza a golpear las vallas y encienden bengalas y petardos. Los ánimos están exaltados. Mientras el estadio canta el 'Yo soy del Huesca', explotan dos bengalas. Alguien grita "¡Fuego!" y llega el caos.

Comienza entonces una estampida en la que los aficionados, tratando de escapar, se golpean unos contra otros sufriendo algunos de ellos politraumatismos y lesiones muy graves. Dos hinchas, en un intento desesperado, saltan de la tribuna a la grada inferior. Minutos después llegan los primeros servicios sanitarios para atender a las víctimas. El balance final es dramático: 2 muertos, 6 heridos críticos, 8 graves y 19 leves.

Este suceso, completamente ficticio, se recreó ayer en el campo de fútbol del Alcoraz como ejercicio final del Curso de Expertos Universitario de Urgencias y Emergencias, un posgrado impartido por el Colegio de Enfermería de Huesca en colaboración con la Escuela de Ciencias de la Salud, centro adscrito a la Complutense de Madrid.

Los 22 alumnos diplomados del curso tuvieron que poner en práctica todos los conocimientos adquiridos los últimos 8 meses para resolver una situación límite "que intentamos que se acerque lo más posible a la realidad", explicó José María García de Buen, profesor del curso y médico del SAMUR de Madrid. De hecho, entre las víctimas había niños, personas mayores e incluso una mujer embarazada que 'dio a luz' a su niño en el hospital de campaña.

80 efectivos de emergencias

El espectacular simulacro movilizó a otras 80 personas que podrían estar implicadas en una intervención de estas características entre Policía Local y Nacional, Cruz Roja, Protección Civil, Ambulancias Pirineos y bomberos, que tuvieron que hacer incluso un rescate en altura de una persona que al saltar de la tribuna a una plataforma elevada se fracturó la cadera y no podía moverse. Además de un hospital de campaña, ambulancias y vehículos de bomberos, también participó un helicóptero del 112 que aterrizó en el campo para evacuar a quemado en estado crítico. "Queremos que también les sirva a los servicios de emergencias para evaluarse a sí mismos", señaló García de Buen.

Tras una rápida valoración de los heridos, los alumnos hicieron un triaje para clasificarlos en función de su gravedad colocándolos por orden en torno a unos banderines de color verde, amarillo y rojo. Desde allí, las víctimas fueron evacuadas a un centro sanitario. Y todo ello en solo hora y media.

Etiquetas