Despliega el menú
Huesca

TRANSPORTE PÚBLICO

El ayuntamiento no acepta la única oferta para el autobús urbano

Declarado desierto el concurso porque la empresa no cumple los requisitos del pliego. La Mesa de Contratación negociará con Alosa por un máximo de 278.000 euros.

Tal y como está el proceso no cabe dar más vueltas. O se llega a un acuerdo o no se llega. El presidente de la Mesa de_Contratación del Ayuntamiento de Huesca, Germán Sanromán, fue claro ayer a la hora de anunciar que el concurso para adjudicar la gestión del transporte urbano se ha declarado desierto. La única empresa que hace un año había presentado oferta, Osca Bus, no se ajusta a las condiciones del pliego, según explicó el concejal.

El ayuntamiento abrirá ahora una negociación para llegar a un acuerdo con esta firma (tras la cual está la empresa Alosa) y pondrá sobre la mesa 278.000 euros. Es la cantidad anual que se ha fijado como déficit para el servicio y que las arcas municipales aportarán a la empresa que asuma la puesta en marcha del autobús urbano para equilibrar los costes, algo más de un millón de euros, y los ingresos, poco más de 756.000 euros.

El déficit es el gran escollo de este nuevo servicio, que se prevé con tres rutas (una circular), más frecuencias y paradas que las que hay ahora y vehículos modernos y accesibles. Según dijo Sanromán, en su oferta la empresa sí cifraba los costes (más bajos que los fijados en principio), pero no ponía que estimación había de ingresos. “Con lo cual, aunque sabíamos que el tope no podía superar los 278.000 euros no podíamos ponerle un precio al contrato”, señaló el concejal.

A este respecto, el gerente de Alosa, Pablo Martín-Retortillo, manifestó que “no se puede saber qué ingresos se van a obtener hasta que no esté funcionando el servicio”. En todo caso, la empresa espera recibir comunicación oficial sobre los incumplimientos del pliego de condiciones para sentarse a negociar con el ayuntamiento. “Tenemos que saber en qué terreno nos movemos, pero por voluntad y trabajo de nuestra parte no quedará el llegar a un acuerdo”, dijo Martín-Retortillo.

Sanromán apuntó que el contrato que se firme estará de acuerdo con el pliego. “Ahora que tenemos todos los datos, no se puede reducir el número de líneas y el precio del contrato no podrá ser superior a los 278.000 euros fiscalizados”, afirmó el presidente de la Mesa de Contratación. “La empresa tiene que arriesgarse en cuanto al número de viajeros, que serán los mismos que van ahora y más porque habrá más paradas, líneas, frecuencias...”, añadió.

Un año bloqueado

Con la decisión adoptada ayer por la Mesa de Contratación se pone fin a un proceso que comenzó hace algo más de un año, cuando la empresa presentó su oferta. Pero la implantación del autobús urbano empezó a gestarse mucho antes, ya que el Gobierno de Aragón obliga a los ayuntamientos a prestar el servicio en todas las ciudades que sobrepasen los 50.000 habitantes, cifra que ya ha alcanzado Huesca.

Aunque los autobuses urbanos recorren algunas calles de la ciudad desde 1957, las paradas urbanas no son otra cosa que ‘hijuelas’ de la ruta de viajeros que pasa por Tierz, Quicena, Chimillas y Banastás y de la que une Huesca con Robres por Tardienta. En esta se incluye el autobús que llega al IES Pirámide y a la Politécnica.

El cómputo de los viajeros de este recorrido, que el ayuntamiento incluía como futuros usuarios en el autobús urbano y la empresa entendía que había que excluir, ha sido otro de los puntos discrepantes de la oferta. Finalmente, el Gobierno de Aragón dio la razón al ayuntamiento

Germán Sanromán que apuntó que el problema que sufre Huesca con el transporte urbano en comparación con otras ciudades similares, como Teruel, es que la ciudad está en un radio de un kilómetro desde el centro: “Desde la plaza de Navarra, en poco más de un kilómetro estamos en la periferia de la ciudad”.

El concejal manifestó el interés del equipo de gobierno PSOE-PAR en adjudicar el servicio. “ Si la empresa quiere, sobre las condiciones del pliego, iremos a un procedimiento negociado, si no, iríamos a otra empresa o convocaríamos un nuevo concurso”.

Etiquetas