Despliega el menú
Huesca

SD HUESCA

Aferrados a la salvación

El triunfo del Huesca ante el Cádiz supone un enorme respiro para el cuadro azulgrana. Acaricia la salvación.

Alegría de los jugadores del Huesca.
Aferrados a la salvación
JAVIER BLASCO

El Huesca está a un paso de la salvación tras la victoria del pasado domingo ante el Cádiz. De las 729 combinaciones de resultados que propician los enfrentamientos entre equipos implicados, el conjunto azulgrana sale favorecido en una sustanciosa mayoría. Sin embargo, esa bondad de las matemáticas, a la que ayuda que los de Calderón tengan el golaverage particular a favor con varios contrincantes, hay que relativizarla debido a la sospechosa tendencia de las últimas jornadas, en las que casi todo el que necesita una victoria la consigue, a menos que el rival que tiene enfrente también la precise.

Por recordar los trazos generales de la situación, si el Huesca ganara en Vigo se salvaría; si empatase, también tendría muchas opciones de permanencia, pues solo le condenaría el triunfo de sus cuatro inmediatos perseguidores; la derrota complicaría las cosas, aunque no estaría todo perdido.

La distancia en la clasificación respecto al Real Unión de Irún, con el que se tiene el golaverage particular perdido, y el hecho de tener este baremo a favor con el Cádiz hacen que el empate en Vigo deje por detrás a estos dos equipos, hagan lo que hagan en su feudo frente al Hércules y el Numancia, respectivamente.

Con ese punto en Balaídos, solo sería preciso que uno de estos cuatro equipos que le siguen en la tabla, Las Palmas, Albacete, Salamanca y Murcia, no consiguiera la victoria y así se adjudicara la cuarta plaza de descenso.

Esta situación tan ventajosa la da el hecho de tener el golaverage a favor con todos ellos, lo ahora, vale su peso en oro.

Hay dos maneras de verlo. La puramente matemática y la que podría denominarse más real o al menos verosímil. Con la ciencia en la mano, las opciones de que el Huesca baje si firma unas tablas son ínfimas, porque de las 81 combinaciones que reúnen los partidos de sus perseguidores solo le manda a Segunda B una de ellas.

Sin embargo, en la práctica no parece tan improbable que el Albacete venza a un Cartagena sin opciones, el Salamanca en el campo de un Villarreal diezmado, el Murcia a un Girona al que solo penaliza una opción entre 729 y Las Palmas a un Nástic de Tarragona que solo podría ser víctima de una gran hecatombe. Por eso el Huesca no puede fiarse y tiene que salir a por el triunfo.

La derrota sería un grave riesgo porque Cádiz y Real Unión ya superarían al Huesca si vencen en sus compromisos, aunque es de suponer que los vascos lo tienen muy negro ante un Hércules que se juega el ascenso. En el supuesto de salir de vacío de Vigo, sería fundamental que los tres equipos con los que ahora comparte cuádruple empate no sumaran ni un solo punto, algo muy poco probable.

Etiquetas