Despliega el menú
Huesca

SD HUESCA 2-CÁDIZ 1

El Huesca, más cerca de la salvación

Varios jugadores del Huesca, al término del partido
El Huesca, más cerca de la salvación
JAVIER BLASCO

El Huesca hizo lo más difícil y supo darle la vuelta a un marcador en contra. El gol de Helguera antes del descanso y el de Camancho, a falta de 12 minutos, sacan al equipo del pozo y lo dejan más cerca de la permanencia

El Huesca, que acabó con nueve, y el Cádiz se jugaban una parte sustancial de sus opciones de permanencia en el estadio de El Alcoraz y fueron los oscenses los que lograron una victoria épica porque creyeron en ella más que su rival, sobre todo en una buena segunda parte en la que hicieron méritos para haber sufrido menos.

El conjunto azulgrana, que remontó por primera vez en la temporada un resultado adverso, jugó casi media hora con un hombre menos y, en la recta final del encuentro, se quedó con nueve sobre el terreno de juego, aunque no puede cantar la salvación hasta el final de la próxima jornada en la que se enfrentará en Vigo al Celta.

El partido no pudo comenzar peor para el conjunto oscense que, a los seis minutos, veía cómo los gaditanos se adelantaban en el marcador en una jugada de Diego Tristán que remató a placer Enrique Costa.

Con el partido cuesta arriba, el conjunto oscense no se amedrentó, pero tampoco adelantó mucho sus líneas, ya que el juego se desarrollaba principalmente en el centro, como si no hubiese pasado nada y acabase de empezar el choque.

El veterano Diego Tristán, antes del primer cuarto de hora, volvió a llevar el peligro hasta la portería de Doblas en una gran jugada que desbarató el cancerbero sevillano.

Los dos equipos pecaban de excesivo centrocampismo con un Huesca que llegaba hasta las inmediaciones del área, pero no era capaz de hallar soluciones para crear ocasiones de gol ante un Dani que era un mero espectador.

Sin embargo, a los 35 minutos, una espectacular volea de Luis Helguera desde fuera del área, a unos treinta metros, devolvió la ilusión a los azulgranas para mantener sus aspiraciones de lograr el triunfo.

Con el marcador empatado, ambos equipos parecieron dar por bueno la posibilidad de irse al descanso con todo por decidir pero también siendo conscientes de que unos y otros necesitaban el triunfo.

En la reanudación, fueron los hombres de Antonio Calderón los que salieron con más convicción y a los diecisiete minutos primero Vegar y después Gilvan no acertaron a superar a un inspirado Dani.

Con más convicción

Al Huesca se le veía con mayor convicción que su rival sobre el terreno de juego y llegaba hasta la portería gaditana con más fluidez que lo había hecho en la primera mitad, pero la inesperada expulsión de Helguera hizo presagiar lo peor para los locales.

Lejos de bajar los brazos, el conjunto azulgrana, espoleado por su bulliciosa afición, se sintió incluso más cómodo que con anterioridad y anotó el segundo gol, de nuevo desde fuera del área y con potente zurdazo conseguía el segundo gol que les acercaba a la salvación.

También pudo marcar Gilvan, en el minuto 80, en un remate que no culminó. La tremenda igualdad que existe en Segunda división hace que casi todo quede pendiente de decidirse en la última jornada.

Etiquetas