Despliega el menú
Huesca

SD HUESCA

"Se juegan el trabajo de dos años"

A las puertas de que los azulgrana se jueguen la permanencia ante el Cádiz, algunos de los futbolistas que subieron a Segunda y ya no pertenecen al club señalan la importancia de seguir en la categoría de plata.

Lalo corre para festejar el tanto que marcó al Écija en el encuentro de ida de esa eliminatoria.
"Se juegan el trabajo de dos años"
JAVIER BLASCO

Toda historia tiene un principio, un "érase una vez". Un "big bang". Y que la Sociedad Deportiva Huesca se juegue este domingo contra el Cádiz en El Alcoraz (18.00, Aragón TV) la permanencia en Segunda se debe a que antes hubo un ascenso de categoría. El martes se cumplirán dos años de aquella tarde inolvidable en Écija, la que dio paso al regreso de los azulgrana a la categoría de plata 58 años después de la primera experiencia. Tras un primer curso salvado con mucho mérito, el futuro entra en juego ante los gaditanos. La victoria es el final inevitable; lo dicen sus protagonistas. También, aquellos a cuyas botas hay que agradecer ese 15 de junio de 2008 y ya no figuran en la plantilla.

De ese grupo sobreviven Larrosa, Robert, Borrego, Corona, Dorado, Sorribas, Sastre, Mikel Rico más Rodri en labores extradeportivas. Planean en otros clubes de Segunda Eduardo Navarro (Numancia), Ripa (Elche) y Roberto (Nástic), mientras que los demás se esparcieron por otras categorías e incluso países. Algunos renovarían al año siguiente, pero se marcharon o bien en Navidades o bien el verano pasado. Algunos de ellos estarán el domingo en El Alcoraz, como parte de la masa de más de 5.000 aficionados que abarrotarán el estadio en pos de preservar esta herencia de incalculable valor.

Lalo Aratengui

El zaragozano Lalo Arantegui tiene reservada una de las primeras filas en la historia del Huesca. No solo fue uno de los mejores aquella temporada, sino que sus goles en la fase de ascenso ante Gavá y Écija resultaron determinantes en el desenlace de ambas eliminatorias. Ya en la categoría de plata, comenzó como titular pero salió pronto de los planes de Calderón.

Este fin de semana regresará a la que fue su casa convencido de que "va a haber un ambientazo y diría que es el partido más importante de los últimos años. Es como jugarte un ascenso a Segunda porque nadie quiere volver a Segunda B". Lalo está seguro de que "si se gana, el equipo daría un paso de gigante. Aun haciéndolo, creo que habrá que sacar algo positivo de Vigo en la última jornada para estar tranquilos".

El centrocampista, que fue un machete por la banda derecha del Alcoraz, considera que "el fútbol ha de ser justo con el Huesca. Ha sido uno de los conjuntos más atractivos de Segunda y hay clubes que se merecen bajar más que ellos". Y habla con conocimiento de causa, pues ha seguido varios compromisos, sobre todo a través de la televisión. "No le han perdido la cara a casi ningún equipo y hasta el final ha sido de los bloques menos goleados. Sería muy injusto que bajasen, por actitud, por plantilla?". Lalo analiza que la derrota frente al Real Unión supuso el comienzo de la línea descendente que ha abocado a los azulgrana a los puestos de descenso, "perdió tres puntos vitales y además les dio vida a ellos".

El futbolista del Ejea charla a menudo con Dorado, Helguera, Camacho o Mikel Rico, y se considera "un seguidor". "Me creo de allí y espero un Alcoraz a reventar, ya se vio venir en el desplazamiento masivo a Villarreal. Es maravilloso que una ciudad se vuelque así con su equipo, pero es que está en juego el trabajo de dos años".

Carlos Castán

El jacetano Carlos Castán fue uno de los jugadores que llegó más rodado al ascenso a Segunda A. Acumulaba cuatro campañas a sus espaldas como azulgrana, y puede presumir de haber subido de Tercera a Segunda B siendo decisivo y de disfrutar de minutos en Écija. No siguió, y su carrera se encaminó hacia el Andorra y, por último, al Neath galés, con el que ha estado a punto de clasificarse para la Europa League.

Ya de vacaciones, pudo acudir al encuentro ante el Betis y será uno más apoyando frente al Cádiz. "Tengo confianza y fe en esta plantilla. Además, casi todos conocen lo mucho que nos costó subir", comentaba el defensa. Conocedor de la fiel marea azulgrana, Castán está convencido de que "El Alcoraz se pondrá hasta arriba, pues la afición es una parte muy importante de esta historia -confía-. Ahora es el momento de que toda la gente esté unida". Tiene claro que "el Huesca no se merece estar abajo, he hablado con gente del equipo y están muy concentrados".

David Pérez Rubio

El talentoso centrocampista zaragozano tuvo el privilegio de formar parte del equipo que subió en Écija, pero luego su camino se alejó del azulgrana a pesar de su voluntad de continuar. Ejea y Teruel, con el que ha subido a Segunda B, han sido las siguientes paradas de su carrera. Sin acritud, Pérez Rubio desea lo mejor a sus ex compañeros. "Estoy seguro de que van a lograr la permanencia. El equipo solo necesita ese poco de suerte para superar a Cádiz. Además, son mejor equipo", declaraba. Desde fuera, el jugador ha comprobado que "la Segunda es muy dura, pero el Huesca ya demostró el año pasado que puede salir adelante. Además, es beneficioso para el fútbol aragonés tener un equipo en esta categoría".

Etiquetas