Despliega el menú
Huesca

TRABAJO

Vivartia desmantela parte de Mildred ante la sorpresa de los ex trabajadores

La firma, que acabó de pagar la fábrica hace un mes, se lleva a EE. UU. una línea de producción.

Un camión salía ayer con parte del material de la fábrica que Mildred tenía en Huesca.
Vivartia desmantela parte de Mildred ante la sorpresa de los ex trabajadores
JAVIER BLASCO

El ir y venir de camiones hacía presagiar lo peor y ayer se confirmó: la multinacional Vivartia ha desmantelado parte de la antigua Mildred. La firma griega compró la factoría tras su quiebra por ocho millones de euros, y tan solo un mes después de haber acabado de pagar todo el montante, se lleva al menos una de las siete líneas de producción a Estados Unidos. Casi desde un principio la compañía internacional incidió en que la actual crisis desaconsejaba la reapertura de la fábrica de magdalenas en Huesca, pero que se lleven la maquinaria más nueva al extranjero ha cogido por sorpresa a los antiguos empleados, casi 400 cuando cerró en 2007. Sin embargo, Industria sí conocía los planes.

La maquinaria que Vivartia está desmantelando es la número 8, en la que se fabricaba el 'Sacolino' -un cruasán con chocolate-, la más nueva que tenía la factoría y la que dio problemas de calidad con el producto. Según los trabajadores de algunas empresas cercanas desde hace tres semanas el movimiento de coches y camiones en la factoría es latente. Son electricistas y personal especializado contratados por dos meses para desmontar, al menos, dicha línea de producción; y conductores de una empresa de transportes encargada de llevarse el material.

"Cuando me he enterado de que se llevaban una línea de producción me he sorprendido mucho porque nosotros, los ex empleados, siempre hemos confiado en que se iba a reabrir la fábrica", comentó Olga Campo, antigua trabajadora de Mildred y representante por CC. OO. en el comité de empresa. Ella se acercó hasta la factoría para comprobar si había camiones llevándose maquinaria y aunque intentó hablar con los representantes de la firma griega que allí se encontraban, no obtuvo ningún dato. Pero no dudó en criticar este desmantelamiento ya que "esta maquina ya no volverá. Una vez desmontada y metida en otra fábrica es difícil que regrese".

Sin embargo, el Gobierno de Aragón sí tenía conocimiento de que Vivartia iba a desmontar parte de la maquinaria de producción de la antigua Mildred para llevársela a Estados Unidos. "No están desmantelando la fábrica, solo trasladan una línea de producción a otra factoría suya por una necesidad puntual que tienen", comentaron fuentes de la consejería, quienes hicieron hincapié en que si se la pueden llevar ahora es porque durante todo un año han realizado labores de mantenimiento para que estuviera en condiciones. Insistieron en que Vivartia siempre ha sido clara y que tras realizar un estudio de mercado ya anunció que de momento no reabriría la fábrica de magdalenas de Huesca porque las condiciones del mercado no eran las más idóneas.

El consejero Arturo Aliaga, en un acto en Walqa, añadió por la tarde que él no da importancia a este hecho. "Ha habido gestiones incluso para poner solo una línea en marcha y ha sido imposible, y sin embargo en EE. UU. el mercado crece, son sus titulares y pueden aprovecharla. Si un día cambia la situación de la industria de la bollería en España ya pondrán una nueva", afirmó. Asimismo, comentó que la firma ya había adelantado esta posibilidad en algunas reuniones. "Siempre había manifestado que si no había posibilidad en España de abrir la factoría, podrían aprovechar maquinaria".

Pronto cobrarán las deudas

Por otra parte, cabe señalar que los acreedores de Mildred, entre los que se encuentran los antiguos trabajadores, comenzarán en breve a cobrar las deudas que dejó la factoría antes de su cierre. Los 8,1 millones que pagó Vivartia son insuficientes para hacer frente a los 22 de deudas que dejó la firma pastelera. Los créditos especiales, prioritarios y sobre la masa han tenido prioridad a la hora de cobrar. El resto, entre los que están los 378 ex empleados, recibirán un 20,20% del importe que se les adeudaba.

Etiquetas