Despliega el menú
Huesca

AGUA

La CHE levanta cerca de Sariñena la mayor presa de regulación interna de Riegos del Alto Aragón

Tiene 9 hectómetros y forma parte de las obras de modernización del canal de Terreu, incluidas en el Pacto del Agua.

Trabajos de excavación en el embalse de Las Fitas. En el centro, lugar donde se levantará la presa, de 756 m. de longitud y 40 de alto.
La CHE levanta cerca de Sariñena la mayor presa de regulación interna de Riegos del Alto Aragón
J. BLASCO

Más de 59 millones de euros. Es el dinero invertido por la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) para modernizar el canal de Terreu, una infraestructura que abastece a 25.000 hectáreas de regadío de una docena de localidades de los Monegros. El proyecto incluye el recrecimiento de la acequia y la construcción del embalse de Las Fitas, que con 9 hectómetros cúbicos es la mayor balsa de regulación interna de Riegos del Alto Aragón. Se trata de una actuación incluida en el Pacto del Agua. La inversión la adelanta el Estado para luego repercutir el coste a los regantes a través de las tarifas de uso del agua a lo largo de 50 años.

El embalse, actualmente en obras, estará concluido en el 2012. Está situado entre los municipios de Sariñena y Villanueva de Sijena y es la última parte de un gran proyecto que incluye el recrecimiento del canal en los 10 primeros kilómetros, ya finalizado; y la instalación de una tubería de 23,5 km. paralela al canal para aumentar la capacidad de transporte, actuación ejecutada al 90%.

El canal de Terreu, construido en 1971, se había quedado pequeño. Su escasa capacidad de transporte hacía que aunque hubiera agua en los pantanos, los agricultores no pudieran regar a demanda, lo que condicionaba el tipo de cultivos y la rentabilidad de las explotaciones.

El presidente de la CHE, Rafael Romeo, que ayer visitó las obras junto a los senadores socialistas José Mª Becana y Margarita Périz, destacó que la tubería permite dotar de presión natural a 4.000 hectáreas que necesitaban bombeo, con el consiguiente ahorro energético. Valoró también el aumento de caudal gracias al embalse de Las Fitas, en la cola del canal y que se alimentará con los sobrantes. "En los momentos de mayor necesidad de agua, tendremos aquí una fuente de suministro".

"Vamos a dejar el canal como si fuera prácticamente nuevo", señaló Ramón Lúquez, jefe del servicio de explotación del sistema Gállego-Cinca, y que detalló a pie de obra las intervenciones. Entre los invitados estaba César Trillo, presidente de Riegos del Alto Aragón, que valoró el aumento de la dotación de agua y la rebaja en el coste energético.

Etiquetas