Despliega el menú
Huesca

VI CONCURSO BOCADILLOS DE TERNASCO

Entre pan y pan, ternasco

.

Entre pan y pan, ternasco
Entre pan y pan, ternasco

En chapata, barra, panecillo de pasas..., con huevos fritos, patatas asadas, cebolla confitada, setas... Pero siempre con un ingrediente principal, el Ternasco de Aragón. El Concurso de Bocadillos convocado en Aragón por el Consejo Regulador llega un año más a Huesca para demostrar al público que hay "numerosas formas de consumir ternasco". Este año se ha duplicado el número de participantes, prueba del éxito obtenido en 2009.

Del 3 al 13 de junio, 20 bares y cafeterías ponen a prueba su buen hacer gastronómico para ofrecer a sus clientes bocadillos de cordero, ya sea con la carne adobada, guisada o a la plancha. El tamaño y el precio son libres.

El VI Concurso de Bocadillos de Ternasco de Aragón (en Huesca es la tercera edición) se celebra en Teruel en las mismas fechas y en Zaragoza del 17 al 27 de junio. Ayer se presentó en la Cámara de Comercio, en un acto que contó con representantes del Consejo Regulador, Multicaja y la Asociación Provincial de Hostelería. Los bares compiten por el premio que otorga un jurado profesional y por otro del público. Éste puede emitir su voto en un folleto o a través de la web www.territoriobocata.com. Entre los participantes se sorteará un iPod.

La mayoría de establecimientos han optado por reducir el tamaño del bocadillo y hacerlo más semejante a una tapa. "El cliente demandaba algo más pequeño porque si quiere ir probando de un bar a otro...", explica José Félix Alonso, del Da Vinci, que asegura que "se vende bien".

Ni los celíacos se quedarán sin bocata. El Cillas oferta un 'carpaccio' de carne adobada al parmesano sobre pan de maíz. Eva Foncillas, su dueña, participa desde el primer año y está muy satisfecha. "Los celíacos son muy agradecidos, todo les parece bueno". Y es que cuando empezó con los platos sin gluten, había poca oferta. Además, no se limita al bocadillo. "Tengo cecina, hago croquetas y hasta tortilla de caldereta".

En el Vicaría, Carmela Pallarés cocina la carne a la pancha con una salsa de champiñón y con cebolla. "Un bocadillo exquisito", asegura.

"El público más joven es uno de nuestros objetivos", comenta Patricio Pérez, gerente del Consejo Regulador. Acostumbrados a comer el cordero a la brasa, asados o guisado, el concurso invita a hacerlo de una forma más lúdica desde la barra de un bar. Además, dice, "es una carne saludable".

Etiquetas