Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

LOBE HUESCA 88 - TÍJOLA 75

¡Ya casi lo tiene!

Lobe Huesca -88 - Promobys Tíjola -75Lobe Huesca Herrero (10); Zengotitabengoa (15); Aranda (13), Johnson (6) y Andrews (17). También jugaron Javier Salsón (19), Sergi Pérez (6) y Álvaro Izquierdo (2).Promobys Tíjola Bavosi (7); Raúl Lázaro (0); Maglisceau (20); Pablo Sánchez (5) y Johnson (9). También jugaron Rueda (0); P. Sánchez (5), Hidalgo (6), Cage (10) Pérez Ramos (10) y Martínez (6)Parciales: (22-27); (23-18); (23-20); (20-10)Árbitro: MIguel Ángel Garmendia y Rafael Serrano.Incidencias: 4.000 espectadores en el Palacio de los Deportes en el segundo partido del 'play off'

Casi 4.000 seguidores llevaron al equipo en volandas en una noche mágica.
¡Ya casi lo tiene!
R.GOBANTES

Gritos, gritos y más gritos. De emoción, de rabia, de alegría... El Lobe consigió ayer casi el ascenso a LEB Oro al derrotar por segunda vez consecutiva al Promobys Tíjola por 13 puntos (88-75), poniendo la eliminatoria 2-0 a favor. Ahora toca sentenciar el lunes en Almería.

A mil revoluciones salieron los tijoleños. Herrera decidió cambiar el quinteto inicial, metiendo de primeras al pivot Maglisceau, para evitar que los oscenses dominaran bajo aros. En los primeros momentos apenas corrían los segundos entre posesión y posesión. El Tíjola cogió una ventaja de cuatro (6-10), que fue contestada por un triple de Aranda y un contraataque finalizado por Asier, poniendo al Lobe por delante. Algo no gustaba al técnico visitante porque Tíjola hizo cuatro cambios de vez (Cage, Martínez, Hidalgo, Pérez Ramos). Funcionó porque el equipo tijoleño logró ponerse arriba y llegar al final del cuarto con un marcador favorable (22-27).

Al calor de los gritos Huesca, Huesca, regresó el Lobe con la intención de levantar el partido. Una defensa atenta a la hora de recuperar balones y un Salsón acertado en la pintura metían de nuevo a los altoaragoneses en el encuentro (30-27). El Lobe siguió abriendo brecha y a los cuatro minutos llevaba un parcial de (14-2). Andrews estaba intratable en defensa (cuatro rebotes en la primera mitad y dos recuperaciones de balón), Salsón más motivado que nunca (10 puntos en esta parte con 12 de valoración) y Johnson como siempre, bien. Un coctel que permitía a los locales seguir sumando (40-33) a falta de cuatro minutos para el descanso. Reaccionó el Tíjola, con Cage como faro, apretó al máximo el electrónico (42-41), para empatar el encuentro a 43, segundos después. Una pérdida en el ataque peñista y la consiguiente posesión de los almerienses a falta de 21 segundos daba la posibilidad a los visitantes de llegar al final del cuarto por delante. Al final empate a 45, y cada uno a su vestuario. En el descanso se homenajeó al equipo infantil del Club Baloncesto Peñas, subcampeones de Aragón de su categoría.

Se reanudó el partido. De inició Tíjola salió más enchufado, cogiendo una mínima ventaja de tres (46-49) a los dos minutos. Los de Herrera se cargaron de faltas en este cuarto, con cinco personales de equipo en apenas tres minutos. El Lobe lograba empatar el encuentro a 53 gracias a un tiro de tres desde el lateral de la muñeca de Herrero, para un poco más adelante ponerse por delante con cinco puntos seguidos de Salsón (58-55). El número 13 peñista siguió acertado, era su día. Dos triples seguidos del Tíjola a falta de un minuto ponían de nuevo el partido cuesta arriba (62-65). Era un espejismo, Salsón ponía el 64-65 en el marcador y Pérez desde la línea de tiros libres anotó el 66-65. Posesión para el Tíjola, triple fallado, recuperación de balón y lanzamiento de Aranda desde mitad del campo. Hidalgo pecó de inexperto y le hizo falta. Tres tiros para los oscenses. Resultado: el Lobe afrontaba el último cuarto con un 68-65 a favor.

Con una grada entregada con su equipo, no se podía dejar escapar la victoria, la que ponía la eliminatoría 2-0, la que acercaba a los de Navarro a la Oro. Tíjola intentó agarrarse a sus triples, errando afortunandamente para los oscenses en su empeño. Con una ventaja de doce (81-69) a falta de tres minutos, el pabellón rugía y al grito de olé, olé, premiaba el esfuerzo de sus jugadores, que están a un paso de lograr el sueño del ascenso.

Etiquetas