Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

INCOMUNICADOS

La avería telefónica que afectó a media provincia provoca las quejas de los comerciantes

El Ayuntamiento de Fraga pidió ayer explicaciones a la compañía, "porque aunque sea un accidente debe haber vías alternativas".

Trabajos de reparación del cable el pasado miércoles.
La avería telefónica que afectó a media provincia provoca las quejas de los comerciantes
RAFAEL GOBANTES

La Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de la provincia de Huesca (FECOS) mostró ayer su malestar por los perjuicios ocasionados al sector a consecuencia de la avería que dejó sin teléfonos fijos y móviles ni internet durante varias horas a más de media provincia el pasado miércoles. Su presidente, Julio Ollés, dijo que el corte perjudicó al comercio, que cada vez tiene mayor dependencia de internet, tanto en el pago como en la gestión interna de los negocios, y señaló las dificultades que hay a la hora de reclamar por los fallos de un servicio como éste.

Ollés admitió que se trató de "un accidente", ya que fue una máquina excavadora de las obras de la autovía la que cortó un cable de fibra óptica en Siétamo que dejó sin servicio a más de 30.000 líneas fijas, teléfonos móviles de al menos dos compañías, conexiones de banda ancha e incluso la plataforma de la TV digital Imagenio. "Entre la una del mediodía y las cinco de la tarde no funcionó nada", señaló. "¿A quién le reclamamos, a Telefónica, al de la excavadora...?", se preguntó.

Y es que el 97 por ciento de las empresas españolas disponen de acceso a internet y, de ellas, el 89% tienen banda ancha, según los datos facilitados ayer por el Observatorio Aragonés de la Sociedad de la Información. En cuanto a los hogares, el porcentaje baja al 53% y al 40%, respectivamente.

"Son empresas y personas que dejan de poder acceder a la red por unas horas. Hay modelos de negocio que dependen casi exclusivamente de internet, y son errores que dan muy mala imagen porque el cliente no sabe si la culpa es de la empresa o del sistema", comentó el director del Observatorio, José Félix Muñoz. Añadió que hay instalaciones de fibra óptica en anillo que garantizan que cuando se produce un corte en un punto, hay posibilidad de acceso por otro.

El Observatorio trabaja en el Parque Tecnológico Walqa de Huesca, donde tuvo lugar un suceso similar en 2006. Una excavadora rompió un cable y durante cinco horas las empresas se quedaron sin teléfono ni Internet. Ahora, el parque cuenta con un doble cableado para evitar incidentes de este tipo.

La avería del miércoles afectó a las comarcas de Sobrarbe, Ribagorza, Cinca Medio, Bajo Cinca, La Litera y Somontano de Barbastro. En esta última, el presidente de la Asociación de Empresarios de Guara, Francisco Lacau, dijo que no recibieron quejas. "La avería se solucionó con rapidez y las reservas no se vieron muy afectadas por el fallo", señaló.

Distinta es la opinión del Ayuntamiento de Fraga, que ayer pidió explicaciones a Telefónica. "Entendemos que fue un problema ajeno a la compañía, un accidente, pero a los ciudadanos les ha causado problemas. El Ayuntamiento estuvo casi toda la mañana parado y afectó al servicio al público, como mínimo la situación causa desasosiego", declaró Jaime Cabós, concejal de Nuevas Tecnologías, que no entiende "por qué no existen vías alternativas" que garanticen el servicio.

Sin citas hospitalarias

Uno de los grandes centros afectados fue el Hospital de Barbastro, que también estuvo sin acceso a internet y sin teléfono. Sí funcionó la línea interna. La actividad asistencial no se vio alterada ya que todavía no se ha instalado el programa asistencial informático, según explicó la subdirectora del centro, Marta Alcolea.

El mayor trastorno se produjo a nivel administrativo, ya que durante toda la jornada, a partir del incidente al mediodía, ya no se pudo realizar ninguna citación para consultas. "Nos dejaron de funcionar todos los teléfonos móviles. También Internet, y con ello todos los programas en los que trabajamos en red: admisión, suministros, correo electrónico ? No eran cosas urgentísimas, más bien fueron problemas administrativos", aclaró la subdirectora.

Etiquetas