Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

EDUCACIÓN

El IES Ramón y Cajal se niega a aplicar el plan de un ordenador para cada niño

Lo justifican por razones de "austeridad", de índole educativa y porque aseguran que existen otras prioridades.

Salida de clase ayer al mediodía de los alumnos del IES Ramón y Cajal, centro que no aplicará el programa 'Escuela 2.0'.
El IES Ramón y Cajal se niega a aplicar el plan de un ordenador para cada niño
RAFAEL GOBANTES

Huesca. Serán los únicos de todo Aragón sin ordenador en clase. Los alumnos de 1º ESO del instituto Ramón y Cajal de Huesca no participarán en el programa 'Escuela 2.0' que impulsa la consejería de Educación por la decisión unánime del Consejo Escolar, que ha decidido rechazar este plan porque entienden que hay otras prioridades para el centro como acabar con las goteras o contar con mayores recursos humanos. También alegan razones de "índole educativa y pedagógica", de "austeridad" dados los tiempos que corren o de "solidaridad", ya que los portátiles no llegarán al alumnado más desfavorecido.

Todos estos motivos se recogen en una carta de folio y medio que el Consejo Escolar del IES Ramón y Cajal ha hecho llegar a varios centros del Alto Aragón y a la dirección provincial de Educación. Tanto la consejería como la Secretaría de Estado de Educación y Formación también tienen conocimiento de esta decisión que, explicaron fuentes de la comunidad educativa, esperan que no sea tachada de "intransigente, retrógrada y antimoderna" y confían en que se entiendan los "claros" motivos que les han llevado a tomarla en el Consejo por unanimidad y en el claustro de profesores por mayoría. Con la directora del centro, Adelaida Uribe, fue imposible contactar ayer.

En la misiva que el IES Ramón y Cajal ha remitido a las autoridades se describen los tres puntos fundamentales en los que basan su decisión de rechazar el programa 'Escuela 2.0', que implica tener un portátil para cada uno de los alumnos que curse 1º de la ESO. El primero lo conforman "razones de índole educativa y pedagógica". Reconocen que tienen diversas herramientas digitales como pizarras, red wi-fi, cañones de proyección o sistemas audio-video que les son útiles, "un instrumento más en la enseñanza, pero que en absoluto deben convertirse en la columna vertebral". Asimismo añaden que tienen otras carencias más inmediatas como los "precarios y escasos espacios disponibles" o la necesidad de reparar íntegramente la cubierta que tiene goteras en varias aulas.

El segundo bloque de motivos lo completan razones "de austeridad, solidaridad y oportunidad". Consideran que con la actual crisis se niegan moralmente a una inversión tan alta. Solo para este centro, en el primer año, la compra de los ordenadores, siendo que muchos niños ya disponen de uno en casa, ascendería a 50.000 euros. A esta cantidad hay que añadir el mantenimiento y el seguro, que correrían a cuenta del centro. Además, añaden que estos portátiles no llegan al alumnado "más desfavorecido", al de los programas PROA (Programa de Refuerzo, Orientación y Ayuda) y PAB (para alumnos con problemas de aprendizaje).

El tercer y último razonamiento que alega el Consejo Escolar son "razones de procedimiento" ya que insisten que la decisión es impuesta. "No queremos ser una instancia que se limite con su voto a legitimar lo propuesto", concluyen.

"Es un castigo para los niños"

Por su parte, el director provincial de Educación, Guillermo Iturbe, lamentó que este "será el primer colegio" de Aragón en el que los niños no tengan ordenador. "Es un castigo muy duro para los críos no entrar en un programa que es muy beneficioso por una posición del consejo escolar". Asimismo, insistió en que la partida destinada a la compra de ordenadores no se puede utilizar "para otra cosa, no es intercambiable". Y respecto a las necesidades del centro concretó que este verano se arreglará la calefacción y que en los últimos tiempos se han realizado importantes inversiones como la introducción del 'iPod' (un MP4) para el aprendizaje de inglés.

No obstante, Guillermo Iturbe aseguró que él confía en que todavía se pueda cambiar la decisión ya que ha mantenido un encuentro con el equipo directivo y espera mantener más con el fin de "reconducir" la situación.

Etiquetas