Despliega el menú
Huesca
Suscríbete

La piscina de San Jorge se abre el martes sin aumentar el precio de las entradas

Ruiseñores y la Ciudad Deportiva arrancan el lunes 14El Patronato oferta 932 plazas en los cursos estivales.

Los operarios municipales trabajaban ayer en la limpieza de la piscina de San Jorge.
La piscina de San Jorge se abre el martes sin aumentar el precio de las entradas
J. BLASCO

huesca. El calor se podrá paliar a partir del próximo martes 1 de junio en la piscina municipal de San Jorge, que abrirá sus puertas antes que los otros dos recintos de Huesca, Ruiseñores y la Ciudad Deportiva, que se estrenarán el 14 de junio y cerrarán el 31 de agosto (cinco días antes que la primera). Ya es el segundo año que el Patronato de Deportes fija dos turnos de apertura por motivos de "optimización de los recursos, tanto humanos como materiales y tecnológicos", explicó ayer el concejal de Deportes, Domingo Malo, durante la presentación de la campaña estival, en la que estuvo acompañado por el director técnico de la institución, Jorge Ascaso. En 2009, los 12 días que separaron las aperturas hubo 308 baños diarios; mientras que el resto de la temporada la media en cada jornada fue de 1.500 personas, y, en todo el verano, hubo 122.000 usos.

Tampoco habrá novedades en las tarifas de temporada respecto a las del año anterior, que sí se incrementaron en 50 céntimos respecto a 2008. De modo que las entradas individuales para los niños y pensionistas costarán 3,5 euros y para los adultos, 4,5. Mientras que para los abonos individuales habrá que pagar entre 40 y 66 euros, y para los familiares, entre 87 y 151 euros. Y los que quieran disfrutar de un bono de 10 baños pueden conseguirlo por 14 euros si son pequeños o jubilados, y por 28 los adultos.

Además, la fiesta acuática se celebrará el 17 de julio en la Ciudad Deportiva, 'Ven a tomar la luna', la apertura nocturna, vuelve del 19 al 23 de julio a San Jorge, y la bibliopiscina y las ludotecas abrirán sus puertas el 29 de junio y el 1 de julio, respectivamente.

Casi 1.000 plazas en los cursos

Jugar al golf, al tenis o al bádminton, montar a caballo, aprender el arte de la esgrima, bucear, ponerse en forma con la gimnasia acuática, el tai chi o la danza jazz, e incluso aprender nociones básicas sobre montañismo. Hay 932 plazas en los 13 cursos municipales en las distintas instalaciones de Huesca, aunque el de natación es el más numeroso y admite a más de 400 personas.

Las preinscripciones para los talleres, que van desde 13 euros hasta algo más de 50, se pueden realizar a través de la página web del Ayuntamiento (www.huesca.es) o en las instalaciones del Patronato (Costanilla del Suspiro, 6). El sorteo, en caso de que haya más demanda que oferta, será el 15 de junio.

Los que se verán afectados serán los jugadores de tenis, que no podrán practicar en la Ciudad Deportiva porque las pistas estarán cerradas por obras de mejora (a cargo del Plan E y por una cuantía superior a 400.000 euros) desde el 22 de junio. Hasta que finalicen los trabajos, previsiblemente en noviembre, se utilizarán las dos canchas de Ruiseñores y, para el curso 2010/11, también las instalaciones del pabellón universitario. Según aseguró ayer el edil de Deportes, "son los primeros trabajos que se acometen en las pistas, que se construyeron en 1990". En estos cinco meses, se evitarán barreras arquitectónicas, se reemplazarán los suelos y las alambradas, y se aprovechará para adecentar un muro del paseo central de las instalaciones que se había resquebrajado en parte.

Asimismo, el 1 de junio comenzarán los trabajos para renovar la cubierta de la piscina del pabellón polideportivo del Parque, que costarán más de 300.000 euros financiados por el Gobierno de Aragón. La empresa binefarense Viacron será la encargada de esta obra, con un plazo de ejecución que finaliza el 15 de septiembre.

Mientras, en las tres piscinas exteriores municipales tan solo se han acometido los trabajos de mantenimiento, como sustituir sillas rotas, pintar, adecentar los jardines y limpiar las instalaciones. "Nos hemos tenido que acomodar al presupuesto", argumentó Malo. Para tiempo de bonanza económica quedan pendientes, al menos, dos proyectos que ya han perfilado desde el Patronato. Por un lado, cambiar el suelo de playa (junto a la piscina) de la Ciudad Deportiva, ya que, como recordó el director técnico, "las baldosas llevan muchos años y se han desnivelado. Lo ideal, además, sería cambiar el color para que no deslumbre la luz". Por otro, en el futuro se pretende hacer del lugar de baño de los más pequeños una zona de juegos para padres y niños.

Etiquetas